Patxi López corta por lo sano las ganas de notoriedad de los diputados con el art. 71

  • En varios momentos del debate los diputados mencionados en cada discurso pedían turno de palabra aunque no les tocase, apelando al artículo 71 del reglamento del Congreso.

  • Aunque en un primer momento dio su permiso, el presdiente del Congreso cortó abruptamente esas pequeñas intervenciones aplicando la misma norma.

Patxi López espera un debate "vivo", "intenso" y "respetuoso", "a la altura" de los ciudadanos españoles

Patxi López espera un debate "vivo", "intenso" y "respetuoso", "a la altura" de los ciudadanos españoles

Patxi López no ha tenido un día fácil en el debate de investidura celebrado hoy. Se ha enfrentado a una sesión en donde, además de los diversos turnos de palabras, han abundado las protestas, risas e intervenciones extemporáneas de los diputados que no estaban en su turno de palabra.

Cuando ha terminado Albert Rivera, que ha criticado duramente algunas de las posiciones del Partido Popular, Mariano Rajoy ha solicitado hablar, aunque no le correspondía de acuerdo al orden del debate.

El presidente del Congreso ha atendido su petición, invocando al artículo 71 del reglamento del Congreso. Esta norma establece que "cuando, a juicio de la Presidencia, en el desarrollo de los debates se hicieren alusiones, que impliquen juicio de valor o inexactitudes, sobre la persona o la conducta de un Diputado, podrá concederse al aludido el uso de la palabra por tiempo no superior a tres minutos, para que, sin entrar en el fondo del asunto en debate, conteste estrictamente a las alusiones realizadas".

Patxi López ha comentado brevemente este artículo antes de permitir la intervención de Rajoy, pero ha puntualizado que no iba a permitir muchas interrupciones del debate para no alargarlo de forma innecesaria.

Alusiones o juicios de valor

La breve intervención de Rajoy, lejos de referirse a "alusiones personales o juicios de valor" trató de justificar su posición ante el pacto de Ciudadanos y PSOE. Esa fue la razón por la que el presidente de la Cámara quiso interrumpirle para reconducir la intervención en el sentido que especifica al congreso.

Lo mismo hicieron tras una intervención de Pedro Sánchez el ministro de Exteriores, García Margallo, y el de Interior, Fernández Díaz. Ambos diputados populares querían precisar un comentario de Sánchez sobre la posibilidad de que España cambiara su posición respecto a la guerra de Siria, y que afirmaba que el Ejecutivo estaba satisfecho ante la posibilidad de un Gobierno radical.

También se sintió aludido el representante de 'En Comú Podem', Xavier Domènech, y pidió usar la palabra para contestar las palabras de Albert Rivera. Patxi López se negó a concederle, aunque le dejó un breve turno de palabra para justificar por qué quería hablar. Dado que se trataba del contenido del debate y no de "alusiones personales y juicios de valor", Pachi López dio por zanjada la cuestión invocando el mismo artículo 71.