Peralta lamenta que la imputación de Camps "sitúa a las instituciones valencianas en una situación grave"

VALENCIA, 15 (EUROPA PRESS)

El delegado del Gobierno en la Comunitat Valenciana, Ricardo Peralta, manifestó hoy que la citación del presidente de la Generalitat, Francisco Camps, como imputado en el caso Gürtel, "siendo un trámite procesal más" tiene "especial importancia" en tanto que sitúa a las instituciones valencianas en una situación "especialmente grave".

En este sentido, resaltó que se constata "el fracaso absoluto de la estrategia planteada en su momento" por Camps, de "dejar discurrir los acontecimientos sin dar la menor información" y criticó que "sólo hemos conocido incoherencias, como afirmar que se estaba deseando, con ganas locas, poder explicarse, y simultáneamente, pedir la anulación de los trámites judiciales en los que parece ser que se va a explicar", porque, lamentó, "fuera de ahí, no hay ninguna explicación".

Peralta deploró que "sólo hemos conocido la incoherencia y las mentiras; se nos dijo que prácticamente no había ningún contrato con ese grupo de empresas que han llevado a cabo actuaciones ilícitas para conseguir beneficios económicos y cada día nos desayunamos con nuevos contratos de esas empresas".

A su juicio, la situación del presidente de la Generalitat es "especialmente grave, por él, por la entidad a la que representa, y por la imagen que transmite" y añadió que "no es casualidad que Fabra se considere legitimado" o que el conseller de Gobernación, Serafín Castellano, "pretenda hacernos olvidar sus compromisos y promesas de que iba a entregar contratos".

REFLEXION

Peralta reclamó que "todos, las instituciones, las fuerzas políticas y las propias organizaciones sociales, hagamos una reflexión sobre la situación que estamos atravesando".

Finalmente, se mostró convencido de que los tribunales actuarán "con pleno respeto de la ley, con plena independencia y con absoluta responsabilidad", como se ha hecho desde el principio, "porque éste es un estado de derecho, por más descalificaciones que dirigentes del PP de forma absolutamente irresponsable, viertan sobre las instituciones del Estado".