Perello dice que el PP pretende un "pasaporte" para que sus cargos vayan por la "senda de la corrupción"

CASTELLÓN, 25 (EUROPA PRESS)

El candidato del PSOE a las elecciones europeas Andrés Perelló aseguró hoy que "ha llegado el momento de optar por el modelo que quiere la protección social, que está en contra del despido libre, que quiere garantizar los servicios públicos y luchar contra el cambio climático", o el del PP, que afirmó- "lo que quiere es que estas elecciones sean un pasaporte para que sus cargos públicos sigan transitando por la senda de la corrupción".

Perelló realizó estas declaraciones durante la visita que realizó al Mercado del Lunes de Castellón en unos de los actos de campaña electoral del partido.

"Lo que no puede ser --criticó-- es que Carlos Fabra haya convertido Castellón en la Sicilia española y que tanto Mariano Rajoy como Francisco Camps estén esperando, como el que espera a Dios, que estas elecciones les den el triunfo, no porque les importe Europa, sino tan sólo porque pretenden que los ciudadanos les den un voto para avalarles y decir que lo que están haciendo es de ser ciudadanos ejemplares y que da igual que a Castellón y a la Comunitat se nos conozca por ser la tierra que más casos de corrupción soporta de toda España, y todos concentrados en manos del PP".

"Nuestra propuesta es acabar con eso, dar transparencia a la administración, darle la vuelta a la política que nos ha llevado a la crisis y plantear protección social para todos los trabajadores, desarrollo, progreso, garantía de los servicios públicos y lucha contra el cambio climático", añadió.

Perelló se mostró convencido de que el PSOE ganará las elecciones, "y de que tan pronto como lo hagamos vamos a seguir explicando a los valencianos que el cambio acaba de empezar y que tenemos que seguir ese cambio para desalojar al PP, que ha hecho de las instituciones valencianas y de la Generalitat una incubadora de corrupción".

Preguntado por las encuestas, el candidato socialista explicó que los socialistas están valorando que la campaña "se ha animado mucho y que la gente va a votar más de lo que se piensa y, aunque las encuestas son muy respetables, nosotros no predisponemos la opinión de ningún elector", ya que -dijo- "su opinión se manifiesta en secreto y, en algunos casos, como en esta provincia, más en secreto porque hay miedo a los caciques que aquí gobiernan".

En su opinión, "los casos de corrupción abrirán los ojos de los valencianos, que hasta ahora estaban un poco deslumbrados por algunas velas y algunos ruidos de motor de coches de Fórmula 1 y se han dado cuenta que su futuro no ese, es decir, defender a los que se quieren hacerse ricos con la codicia y el trabajo de los demás".

Finalmente, Perelló señaló que en la provincia de Castellón "se ha hecho una política, de la que ya habíamos advertido al PP en las Corts Valencianes, a sabiendas de que el resultado sería de que cuando miles de valencianos tuvieran que quitarse el casco, algunos ya se habían puesto las botas, y esos algunos son los amigos del presidente, a los que quiere un huevo".