Policías locales de Vigo se concentran para pedir a la Xunta que les ceda el edificio de la Gota de Leche

El BNG pide que se abra como albergue y el alcalde insiste en defender que sea jefatura policial

VIGO, 15 (EUROPA PRESS)

Unos 50 agentes de la Policía Local de Vigo y vecinos de las inmediaciones del Ayuntamiento se concentraron hoy en la Praza do Rei para exigir a la Xunta que ceda a este cuerpo de seguridad municipal el edificio de la Gota de Leche, reformado por la Administración autonómica para albergar un centro de emergencia social.

El portavoz de la Comisión de la Policía y presidente del Comité de Personal del Ayuntamiento, Dámaso Pena, explicó que este colectivo entregará un comunicado a todos los grupo políticos para pedirles apoyo en su reivindicación, al tiempo que anunció más movilizaciones en el futuro.

Según explicó Pena, la Policía Local de Vigo "lleva 30 años en un garaje" y la ciudad es la única de las grandes urbes gallegas que no dispone de instalaciones adecuadas para este cuerpo. No obstante, aclaró que la Policía no se opone a que la ciudad cuente con un albergue, pero apostó porque se ubique en la antigua Escuela de Hostelería, donde había uno provisional hasta hoy, que fue cerrado --por varias amonestaciones del Valedor do Pobo, ya que no cumple los requisitos para albergar a los sin techo--.

Dámaso Pena acusó a la Concejalía de Bienestar Social del Ayuntamiento de Vigo de actuar con "irresponsabilidad y falta de respeto" al cerrar el centro de acogida provisional de la Escuela de Hostelería, y apuntó que "no es cierto" que las obras de reforma de la Gota de Leche estén completamente acabadas. "Lo único que hay que trasladar son camas, porque las infraestructuras ya están", añadió.

Por su parte, una portavoz de los vecinos de la zona, Rosa Villaverde, defendió la instalación de la Policía en el edificio propiedad de la Xunta por su proximidad al Ayuntamiento, y porque la presencia de sin techo en esas calles supone, en su opinión, "un problema de seguridad" para el vecindario.

POSICIONES ENFRENTADAS EN EL GOBIERNO

Mientras tanto, los socios del Gobierno vigués, PSdeG y BNG, mantienen posiciones enfrentadas sobre la apertura del albergue. Mientras la concejal de Bienestar Social, la nacionalista María Méndez, pide a la Xunta que abra el albergue en el edificio reformado de la Gota de Leche, el alcalde, el socialista Abel Caballero, insiste en que ese inmueble debe ser sede de la Jefatura de la Policía Local.

A este respecto, el portavoz socialista, Carlos López Font, defendió la postura del alcalde y subrayó que, si el Valedor do Pobo cuestiona la idoneidad de la Escuela de Hostelería para ser albergue, "se trata de acondicionar el edificio", e insistió en que las reformas de la Gota de Leche "sirven para acoger a la Policía Local".

En referencia a las críticas del PP sobre la falta de acuerdo entre socialistas y nacionalistas, López Font aclaró que "la postura del Gobierno municipal es la que expresa el alcalde", aunque reconoció que la concejala del BNG María Méndez "puede tener opiniones distintas".