Posponen la propuesta de cambio de sentido de Bécquer hasta una explicación de Movilidad en Casco Antiguo

SEVILLA, 7 (EUROPA PRESS)

El representante del Grupo de IU en el Pleno de la Junta Municipal del Distrito Casco Antiguo de Sevilla procedió ayer a la retirada de la propuesta del cambio de sentido de la calle Bécquer, en las inmediaciones de Resolana, posponiendo su presentación hasta una explicación del concejal de Movilidad, Francisco Fernández (PSOE), sobre las posibles dificultades de la medida, que se llevaría a cabo en la próxima sesión plenaria, el 3 de junio, según indicaron a Europa Press fuentes municipales.

La moción pretendía dar respuesta a una de las peticiones vecinales más acuciantes de este entorno, que pedían esta medida para paliar la "asfixia" que suponía la instauración del sentido único y la falta de alternativas para salir de manera directa al Puente de la Barqueta y la calle Torneo.

En este sentido, fuentes vecinales precisaron a Europa Press que, pese a la "grata" sorpresa inicial, la "sensación" con la que los vecinos salieron del Pleno era de que el PSOE "había tirado de las orejas" a IU. La moción, de otra parte, será presentada de nuevo en el Pleno de junio por parte de colectivos sociales pertenecientes a la Junta Municipal de Distrito.

La propuesta comprendería la habilitación del sentido hacia la izquierda desde la calle Feria, a la altura de los Altos Colegios, hacia Bécquer --actualmente sólo se puede girar a la derecha--, que aunque no permitiría salir directamente por Puerta de la Barqueta sí ofrecería una salida alternativa por Lumbreras.

La instauración del sentido único Barqueta-Prado provocó en verano de 2008 quejas de los vecinos y comerciantes de las zonas afectadas, que incluso llegaron a barajar movilizaciones por la falta de alternativas ante la cercanía del Hospital Virgen Macarena y las dificultades para las entradas y salidas de los proveedores y las propias de los vecinos.

El cambio de sentido de Bécquer fue la medida más insistentemente solicitada, aunque la Delegación de Movilidad, controlada por el PSOE, descartó en un primer momento la opción de manera oficial al considerarla técnicamente inviable, a pesar de que los dictámenes técnicos recabados por los propietarios y residentes del lugar apuntaban a la viabilidad de establecer un doble carril de entrada y salida.