PP acusa a Rodríguez de "mentir" y le tilda de "único culpable" de la disminución de financiación a Gran Canaria

Navarro sostiene que el Gobierno de Canarias ha puesto encima de la mesa una alternativa para que el Cabildo recupere los 9 millones

LAS PALMAS DE GRAN CANARIA, 8 (EUROPA PRESS)

La presidenta del Partido Popular (PP) de Gran Canaria, María Australia Navarro, acusó hoy al consejero insular de Obras Públicas del Cabildo y presidente de Nueva Canarias, Román Rodríguez, de "mentir" al denunciar un "atraco" por parte del Gobierno regional a la corporación insular, y le describió como el "único culpable" de que la cuantía en 2009 para las nuevas obras en carreteras sea "sensiblemente inferior" a la del pasado año.

Navarro criticó en un comunicado que Rodríguez "no duda en mentir con tal de ocultar su culpa e incompetencia a los grancanarios".

Según la presidenta insular del PP, el Ejecutivo autonómico y el resto de las corporaciones insulares "no pueden estar esperando para financiar las actuaciones en carreteras a que la Consejería de Obras Públicas del Cabildo de Gran Canaria haga su trabajo". La máxima responsable de los populares grancanarios señaló que es "lamentable que la desidia de Román Rodríguez al frente del departamento de carreteras" suponga que la corporación grancanaria deje de recibir 9 millones de euros para las nuevas obras".

En su opinión, "conviene que los ciudadanos de Gran Canaria sepan que, mientras el Ejecutivo regional ha realizado un esfuerzo y ha puesto sobre la mesa una alternativa para que el Cabildo recupere esa cantidad, Román Rodríguez la ha rechazado de plano con la única intención de continuar artificialmente el enfrentamiento con el Gobierno de Canarias".

"OCUPADO EN LANZAR SU CARRERA POLÍTICA"

"No es de recibo, continuó, que los habitantes de Gran Canaria paguemos las consecuencias de la estrategia del vicepresidente y consejero insular de Obras Públicas que, desde que accedió al cargo, ha estado más ocupado en lanzar su carrera política personal que en desempeñar sus tareas en el Cabildo insular".

Para Navarro, el consejero insular "sabe perfectamente, aunque sea capaz hasta de mentir para ocultárselo a los grancanarios, que su retraso de más de un año en certificar las obras de acondicionamiento y restauración de carreteras realizadas entre 2007 y 2008 ha sido el origen de esta situación".

Asimismo, recordó que el Ejecutivo canario "ha cumplido con los acuerdos suscritos el pasado año con las corporaciones insulares al haber consignado en los presupuestos para este año casi 125 millones de euros para financiar los planes sectoriales".

Sin embargo, insistió la dirigente popular, Román Rodríguez, "con tal de desviar la atención sobre su absoluta incompetencia" al frente del departamento de Obras Públicas del Cabildo durante estos dos años de gestión, "es capaz de fomentar el pleito y el insularismo más chabacano en una muestra de irresponsabilidad y egoísmo político sin precedentes".

Finalmente, Navarro recomendó a los responsables del Cabildo de Gran Canaria que dejen de utilizar a la institución para su proyección política personal y "sean en el futuro más diligentes y eficaces en hacer su trabajo a favor de los intereses generales de los habitantes de Gran Canaria".