PP de Bizkaia pide que se reinvierta en los ayuntamientos el IVA pagado por las obras del Fondo de Inversión Local

Reclama que se reparta ese dinero a los ayuntamientos para que puedan realizar más inversiones o pagar las deudas

BILBAO, 12 (EUROPA PRESS)

El PP de Bizkaia pidió hoy que se reinvierta el 16 por ciento del IVA que se paga por las obras financiadas por las ayudas que el Gobierno central aprobó en relación a la financiación municipal, para fomentar el empleo, realizar más inversiones y pagar las deudas creadas a raíz de la puesta en marcha de la iniciativa.

Según señaló el presidente del PP de Bizkaia, Antón Damborenea, esta iniciativa viene dada por "la pequeña trampa de las medidas económicas del Gobierno de Zapatero para facilitar la financiación de los ayuntamientos en la ejecución de obras de inversión". Aseguró que cada consistorio recibe un dinero para llevar a cabo diversas obras al que no se le añade el IVA, dinero que corre a cuenta del propio ayuntamiento, y "de ahí surge la deuda".

Al margen del endeudamiento de los ayuntamientos, el presidente del PP vizcaíno señaló que el dinero que los ayuntamientos pagan en concepto de IVA, revierte al Gobierno central de manos de la Hacienda. "El caso de Euskadi es diferente, lo recaudan las Haciendas Forales, en este caso la Diputación foral de Bizkaia, y luego con el reparto de la ley de aportaciones, el 70 por ciento se lo lleva el Gobierno vasco. Cantidades que teóricamente el Gobierno central destina a financiar obras, y en el caso de Euskadi el IVA de esas cantidades se revierte a las Diputaciones y Gobierno vasco sin obligación de invertirlos en obras", indicó.

El presidente del PP vizcaíno estuvo acompañado por la portavoz en las Juntas Generales, Nerea Llanos, quien recalcó que "este año será más necesario aún reinvertir ese dinero debido a la crisis padecida por todas las instituciones, que en el caso de los ayuntamientos se traduce en menos ingresos por aprovechamientos tipo, o menos ingresos por construcciones y obras, y a la caída que la recaudación general ha hecho que los ayuntamientos vizcaínos en 2008 han tenido que devolver 95 millones de euros, que les fueron adelantados en su momento".

En esta línea, Llanos recordó que el Gobierno central creó este fondo estatal de inversión local para fomentar el empleo, "que en Bizkaia es perentorio, sobre todo teniendo en cuenta los índices de aumento del paro".

La "trampa" que el PP ve en este sistema de financación viene por la obligación de invertir ese dinero en obras nuevas, sin presupuestar, "que en muchos casos ha hecho endeudarse a los ayuntamientos por obras que ya tenían previstas, las que ellos consideraban necesarias".

En el caso de Bizkaia, el fondo estatal ascendía a 202 millones, dinero, que según Llanos, "va a parar a las arcas del Gobierno vasco, mejor financiado que los ayuntamientos, y que puede destinarlo a gasto corriente, cosa que los ayuntamientos no. Es una incongruencia".

Llanos explicó que el entramado institucional de Euskadi no permite que la Diputación reinvierta directamente el dinero, por eso solicitan que "en el siguiente Consejo Vasco de Finanzas, la Diputación lleve, a iniciativa de este grupo, la creación de un fondo especial compuesto por esas cantidades provinientes del IVA y que se reinvierta y reparta de nuevo a los ayuntamientos para que puedan realizar más inversiones o pagar las deudas generadas por inversiones que ya se hubieran realizado".

Durante la presentación de la iniciativa, adelantaron la moción que se presentará en todos los ayuntamientos y en las Juntas Generales de Bizkaia para que la Diputación la lleve al siguiente consejo de finanzas, consistente en el reparto entre los ayuntamientos de los sobrantes que puedan darse en diferentes presupuestos y del fondo.

En el Ayuntamiento de Bilbao, el fondo, según explicó la portavoz del PP en el Ayuntamiento, Cristina Ruiz, "ha supuesto una inversión 62 millones y la previsión en concepto de pago de IVA son 10 millones, aproximadamte lo que gastará en este ejercicio en inserción social". A este deuda hay que añadirle la devolución del fondo de Udalkutxa que ascendió a 36 millones.