PP de Las Palmas de Gran Canaria califica de "vergonzosa" la actitud del Ayuntamiento ante la muerte de un indigente

LAS PALMAS DE GRAN CANARIA, 21 (EUROPA PRESS)

La portavoz del Partido Popular en Las Palmas de Gran Canaria, Pepa Luzardo, ha calificado hoy de "vergonzosa" la actitud tomada por el Ayuntamiento ante el fallecimiento, en el día de ayer, de un indigente en la capital.

La concejala popular manifestó su indignación por el comportamiento de la concejala de Servicios Sociales, Marcela Delgado, resignándose ante la decena de mendigos que diariamente se encuentran en los alrededores de la estación del Parque San Telmo, justificando que "ellos no se dejan ayudar".

Luzardo recordó al PSOE, que "precisamente el área de Servicios Sociales de la Corporación local está para eso, para prestar ayudas a quien las solicita y para concienciar de la necesidad de ser ayudados a los que no se dejan".

Asimismo, señaló "que el área de Servicios Sociales cuenta a día de hoy con psicólogos en calle para tratar precisamente a personas con dificultades" y añadió "que si el equipo de gobierno hubiera cumplido con los plazos en los presupuestos, a día de hoy contarían con 15 trabajadores sociales más en la Concejalía, con la subvenciones que concede el gobierno de Canarias, para atender la demandas de los ciudadanos".

Por ese motivo y debido a las carencias apreciadas por el PP en este área, el PP llevará al próximo pleno, una moción para solicitar por la vía urgente medidas sociales concretas ante la crisis económica.

"Los trámites a realizar, tanto administrativos como sociales, por cada una de las solicitudes de ayuda recibidas, junto a la ausencia de una necesaria adecuación de los Servicios Sociales Municipales ante la situación excepcional que estamos atravesando, ha originado un colapso sin precedentes en el Área Social, superando ya los seis meses de media para la tramitación de las prestaciones más elementales", explicó Luzardo.

Además, el PP recalcó "no se conoce ni una sola medida específica ni medianamente seria, adoptada por este Ayuntamiento, ante la crisis económica; ni de ahorro y contención del gasto, ni de fomento de la inversión pública productiva con recursos propios, ni de adecuación de los servicios sociales ante el aumento de la demanda, ni de apoyo al tejido productivo y empresarial local, ni de fomento del empleo, ni de carácter tributario".