PP propondrá al Pleno de Diputación un plan de alivio fiscal para desempleados sin prestación social

SEVILLA, 22 (EUROPA PRESS)

El PP de la Diputación de Sevilla elevará al próximo Pleno de la Corporación provincial un plan de alivio fiscal para los desempleados de la provincia que no cuentan con ningún tipo de prestación social, que superan ya las 70.000 personas.

En rueda de prensa, el portavoz adjunto del PP en la institución provincial, Eloy Carmona, que compareció junto a la diputada Virginia Pérez, explicó que la moción solicitará "instar al gobierno provincial que elabore un plan de alivio fiscal, sobre todo para dotar de flexibilidad el pago de impuestos municipales", tales como el Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) y el impuesto sobre vehículos.

Así, Carmona concretó que "se pretende dar un respiro a la economía de las familias sevillanas" y cifró en 110 el número de parados diarios en la provincia, donde unas 50.000 familias tienen a todos sus miembros en situación de desempleo.

En este sentido, recordó que "la Diputación y los ayuntamientos tienes las competencias y el Opaef tiene el dinero", en referencia al remanente de 10 millones de euros con el que cuenta este organismo, por lo que insistió en que al menos una parte de este dinero se destine a "aliviar la presión fiscal de los parados".

Por su parte, Virginia Pérez concretó que "ahora llegan unos meses en que hay que hacer frente a impuestos locales como el IBI o el sello del coche", lo que precisó que obliga a las familias a afrontar un pago medio de 500 euros.

Ante tal situación, insistió en la necesidad de realizar una revisión de los intereses de demora "para esos casi 70.000 parados que no reciben ya ninguna prestación por desempleo, no para los que son deudores habituales".

En esta línea, lamentó que "este factor no se contempla en ninguna ordenanza, no hay ninguna medida específica para estas personas", a lo que añadió que además habría que hacer "más palpables" otras bonificaciones y fraccionamientos de pago que sí están recogidas y que "no tienen una publicidad real, porque se publican en el BOP y a los ciudadanos no les llega".