La preocupación por la corrupción se dispara 12 puntos en mayo


  • La corrupción ya es uno de los principales problemas para el 54,3 por ciento de los ciudadanos. Queda lejos de su máximo (63,8%) con Púnica y la detención de Francisco Granados. 

  • La preocupación por el paro también repunta, aunque en menor medida, y se sitúa en el 71,3 por ciento

La Audiencia confirma la prisión de Ignacio González por el desvío de fondos al extranjero

La Audiencia confirma la prisión de Ignacio González por el desvío de fondos al extranjero

La preocupación de los españoles por los casos de corrupción política se ha disparado en las últimas semanas y ya es uno de los principales problemas para el 54,3 por ciento de los ciudadanos, 12,3 puntos más que un mes antes, según el barómetro del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) publicado hoy.

Evolución de la preocupación por la corrupción de los españoles Evolución de la preocupación por la corrupción de los españoles

Evolución de la preocupación por la corrupción de los españoles

Así consta en el último barómetro del CIS correspondiente al mes de mayo, realizado entre el 1 y 9 de ese mes, después de iniciarse la operación Lezo y de la detención en abril del expresidente de la Comunidad de Madrid Ignacio González.La inquietud de los españoles por la corrupción y el fraude pasa del 42 por ciento del informe de abril al 54,3 por ciento de este último, mientras que la preocupación por el paro también repunta, aunque en menor medida, y se sitúa en el 71,3 por ciento, frente al 69,6 por ciento del mes anterior.

La tercera preocupación de los españoles son los problemas de índole económico (21,1%), una décima menos que hace un mes (21,2%). Los políticos y los partidos aparecen como el cuarto problema para el 18% de los encuestados. 

El terrorismo y Cataluña preocupan poco

A continuación sigue estando la sanidad, que preocupa al 9,6 %, tres puntos menos que en abril, y los problemas de índole social, con el 9,2 %, frente al 10,1 % anterior. Estos últimos escalan hasta el sexto puesto y superan a la educación, ahora en séptimo lugar, una inquietud para el 8,8 % de los encuestados, 1,6 puntos menos que el barómetro de abril.

Ya con porcentajes muy poco significativos, y hasta completar el ránking de las diez primeras preocupaciones, continúan estando los problemas relacionados con la calidad del empleo (7,3 %), las pensiones (4,3 %) y la inmigración (3,5 %).

El terrorismo internacional preocupa al 1,9 % de las 2.479 personas a las que ha entrevistado el CIS para este sondeo, una décima menos que un mes antes, en tanto que la independencia de Cataluña es citada por el 0,9%, mientras que un mes antes esa cifra era del 1,5 %.

Lejos del máximo histórico de la corrupción

En el año 2013 la corrupción preocupaba mucho menos que ahora. En un país inmerso en una profunda crisis económica y con el paro en máximos históricos las preocupaciones eran otras. Sin embargo, a principios de ese año vieron la luz los 'papeles de Bárcenas' que salpicaban de lleno al partido en el Gobierno. De un barómetro a otro la preocupación por la corrupción pasó del 17,7% al 40% y en marzo de 2013 alcanzó el 44%. 

Los reiterados escándalos mantuvieron la cifra en torno a ese porcentaje durante varios meses. Así hasta finales del año 2014 cuando alcanzó su máximo histórico. Fue cuando se destapó la operación Púnica que acabó con la detención de Francisco Granados. Entonces la corrupción preocupaba al 63,8% de los españoles. En aquella operación hubo una treintena de detenidos, entre ellos varios alcaldes y conocidos cargos públicos. 

Esa cifra y el 54% actual superan con mucho la etapa final en el Gobierno de Felipe González. Por aquel entonces los escándalos de Roldán o  Mariano Rubio lograron que la preocupación por la corrupción se situara en el 33,5% (dato de 1995). 

Crece el pesimismo sobre la política y la economía

El sondeo del CIS también refleja un aumento del pesimismo de los ciudadanos sobre la situación política y económica general de España. Así, desde el mes anterior bajan del 6,2% al 5,4% los que creen que la situación económica de España es buena (5,4%) o muy buena (0%), y suben del 55,7% al 58,9% quienes la juzgan mala (36,1%) o muy mala (22,8%). El 35,1% la considera regular.

En la misma línea, bajan del 4,2% al 2,5% quienes creen que la situación política general es buena (2,3%) o muy buena (0,2%) y suben del 69% al 72,9% quienes creen que es mala (34%) o muy mala (38,9%). Para el 21,1% es regular.

El 20,7% cree que la situación económica es ahora mejor que hace un año, el 55,5% considera que es igual y el 21,7% la ve peor. El 23% cree que dentro de un año será mejor, el 44,3% que serña igual y el 18,5% que habrá empeorado.

En el caso de la situación política, el 6,5% cree que ahora es mejor que hace un año, el 55% que es igual y el 33,5% que es peor. El 11,7% cree que dentro de un año será mejor, el 47,5% augura que será igual y el 24,3% que será peor.