Productores de mejillón confían en que la inspección de Competencia se vuelva en contra de la patronal de la conserva

VILAGARCÍA DE AROUSA (PONTEVEDRA), 13 (EUROPA PRESS)

Responsables de las organizaciones de productores de mejillón registradas ayer por seis técnicos de la Comisión Nacional de la Competencia (CNC) confiaron hoy en que el proceso de investigación "perjudique" a su supuesto promotor, la Asociación Nacional de Fabricantes de Conservas de Pescados y Mariscos (Anfaco), que este verano denunció a la plataforma de bateeiros Pladimega por intentar ejercer una posición de dominio de mercado.

Fuentes del Consello Regulador de la denominación de origen do Mexillón de Galicia, Opmega --una de las principales organizaciones de productores del sector-- y de Pladimega --que pese a estar inoperativa todavía existe como entidad-- afirmaron hoy a Europa Press sentir una "tranquilidad absoluta" respecto la actuación de los técnicos de la Dirección de Investigación de la CNC.

En opinión de los colectivos bateeiros "si alguien ha demostrado posición de dominio de mercado y ha impedido la libre competencia es, precisamente, la patronal conservera". El presidente del Consello Regulador, Ramón Dios, declaró a Europa Press que la colaboración de su entidad fue "absoluta" y que en todo momento se puso a disposición de los inspectores toda la documentación que solicitaron.

Dios aseguró, además, que en los próximos días el Consello remitirá a la Comisión Nacional de la Competencia otra documentación que los inspectores pasaron por alto. "Nadie está más interesado que nosotros en que la inspección sea rigurosa porque si es así puede ocurrir que al final el investigado sea el denunciante", consideró.

El responsable del Consello Regulador negó que el sector productivo haya ejercido una posición de dominio en el mercado del mejillón, al considerar que si los productores intentaran tener el control "no estarían vendiendo, como está ocurriendo ahora mismo, el kilo de mejillón para conserva a 20 o 30 céntimos, por debajo incluso de su coste de producción".

Dios defendió que si se paga esa cantidad actualmente es "porque la posición dominante en el mercado es la de los compradores, esto es, la de las conserveras". Frente a las acusaciones de monopolio de los mejilloneros, replicó que el sector sabe "que la única persona que habla en nombre de todos y que actúa en nombre de todos es Juan Vieites --secretario general de Anfaco--".

"NO ENCONTRARÁN NADA"

La Plataforma para a Distribución do Mexillón de Galicia (Pladimega), hoy inoperativa y en proceso de disolución como entidad, también transmitió "serenidad y tranquilidad". El que fuera su portavoz, Julián García, aseguró en declaraciones a Europa Press que "los inspectores no van a encontrar nada de lo que buscan, sencillamente porque no existe".

García consideró que la denuncia de Anfaco forma parte de la estrategia de la patronal conservera "para amedrentar al sector e impedir que se una". Según explicó, el único papel de Pladimega que se llevaron los inspectores fue el acta de constitución de la plataforma, "porque era el único documento oficial que había".

El resto, agregó, eran "cientos de hojas de compras de partidas de mejillón" en las que los propios inspectores pudieron comprobar que los precios eran de lo más diverso y variable.

El que fuera portavoz de Pladimega recordó que el único documento que existe en el que se pactó un precio para la venta del mejillón es el que firmaron en Vigo Anfaco y la Federación Arousa Norte --otra de las principales organizaciones de bateeiros--. "De la firma de ese documento existen grabaciones en vídeo y numerosos recortes de prensa. Por supuesto, los inspectores también se llevaron esa documentación", añadió.