Profesores de las Escuelas de Idiomas canarias solicitan a Educación que no suprima el nivel básico de japonés

SANTA CRUZ DE TENERIFE, 22 (EUROPA PRESS)

Los profesores de japonés de las Escuelas Oficiales de Idiomas de La Orotava (Tenerife) y Telde (Gran Canaria) han solicitado a la Consejería de Educación, Cultura, Deportes y Universidades del Gobierno de Canarias que se replantee la decisión de suprimir el nivel básico de este idioma para el próximo curso, según explicaron a Europa Press.

"Estamos intentando que la Consejería de Educación del Gobierno se Canarias se replantee la decisión que recientemente nos ha comunicado de suprimir el Nivel Básico I de Japonés", puntualizaron. En este sentido, señalaron que el nivel básico comenzó a impartirse el pasado año "con mucho bombo" y apareció, según estas fuentes, como un "avance" de la enseñanza pública de idiomas en el archipiélago con un "rotundo éxito".

Así se cubrieron todas la plazas ofertadas --90 en cada isla--- y al menos 45 alumnos quedaron en lista de espera en el caso de La Orotava. Sin embargo, el próximo curso se dejará de ofertar este idioma limitándolo al nivel básico II, lamentan los profesores que consideran que con esta medidas se suprime la base del idioma "ya que sólo algunos alumnos promocionarán y continuarán el Nivel Básico II, quedando el resto sin la opción de repetir curso".

"Suprimir la base implica, y la consejería lo sabe, eliminar totalmente a corto plazo la oferta pública de enseñanza del Japonés en las islas, puesto que para el 2011-2012 el número de alumnos que habrá aprobado y podrá aspirar al siguiente nivel no será suficiente como para mantener la oferta de este idioma; es decir: sin la creación de una base suficiente de alumnos, esta enseñanza tan solicitada está condenada a extinguirse", criticaron estos profesores.

Estos consideraron asimismo que la eliminación de la oferta de japonés puede ser sólo por "razones económicas", pues la demanda de alumnos "supera con creces la oferta de plazas". El motivo no convence a los profesores que señalan que sólo son dos y pagados a media jornada.

"Sólo quisiéramos añadir que la medida supone, sin lugar a dudas, un retroceso en el proceso de modernización y actualización de la enseñanza pública de idiomas en Canarias", concluyeron.