Proveedores de la construcción se manifiestan el jueves en Sevilla en apoyo a denunciados por desorden público

SEVILLA, 28 (EUROPA PRESS)

La Asociación Española de Proveedores Impagados de la Construcción (Aepic) convocó una manifestación para el próximo jueves ante los juzgados de Sevilla para acompañar a unos proveedores de Bollullos Par del Condado (Huelva) denunciados por desórdenes públicos por Caixa Catalunya.

En un comunicado, la Aepic informó de que Alcalá 120, filial de Caixa Catalunya tras las adquisición de la participación que le faltaba a Seop cuándo ésta estaba en concurso, adjudicó a una constructora una promoción en Bollullos donde hay 14 proveedores sin cobrar.

En este sentido, la asociación quiso "llamar la atención" sobre la situación de 14 empresas proveedoras de la construcción en Bollullos, que han de comparecer el 30 de abril ante un Juzgado de Sevilla, acusados por desórdenes públicos, mientras llevan más de un año esperando cobrar en el concurso de SEOP, empresa que ha vendido su participación en la promotora de estas viviendas en Bollullos a Caixa Catalunya.

La caja decidió seguir las obras con una constructora propia, dejando "en la estacada" a estos proveedores, que no han cobrado y ahora se les va a juzgar por protestar ante las puertas de la promotora que les debe sus trabajos.

Una de las promociones que quedaron en suspenso tras la presentación del concurso de proveedores de SEOP, en marzo de 2008, fue radicada en Bollullos del Condado (Sevilla), promovida por Alcalá 120. Durante meses, y tras la venta de la participación de SEOP a Caixa Catalunya adquiriendo así el 100 por ciento, esta promotora negoció con 14 proveedores la continuación de las obras y el pago de las deudas.

Incluso preparó nuevos presupuestos e hicieron trabajos de medición, con la esperanza de reiniciar las obras y cobrar así parte de las deudas.

Sin embargo, hace dos meses Alcalá 120 encargó la continuación de las obras a Prasa, una constructora del grupo Caixa Catalunya, apartando del las obras a los proveedores que habían trabajado doblemente en la promoción.

Tras esos acontecimientos, los proveedores, apoyados por Aepic, se manifestaron y concentraron ante la sede de Caixa Catalunya, para reclamar sus derechos. Tras concentrarse tres días en la puerta de la sede de la caja de ahorros, ésta presentó una denuncia por desorden público, como consecuencia los proveedores impagados fueron citados en los Juzgados de Sevilla mañana 30 de abril, acusados de desórdenes públicos.

Se estima que la promoción de Bollullos, inicialmente de SEOP, arrastra con estos proveedores una deuda de unos 5 millones de euros, que sufren estos 14 proveedores, con 300 trabajadores detrás, la mayoría ahora en situación de desempleo.

"Es muy revelador que la justicia civil haya tardado menos de un mes en llamarles a juicio de faltas por su protesta y que llevan más de año y medio esperando a cobrar sus trabajos en la promoción de Bollullos y con el concurso de SEOP parado desde hace más de un año en el juzgado mercantil de Madrid y sin haberse señalado ninguna fecha para el inicio de los incidentes concursales", comentó el letrado de la Aepic Enrique Delgado, que defenderá a éstos en el juicio de faltas de Sevilla.

El letrado señaló que este es un caso "muy revelador" de un hecho que sucede en este y otros concursos, donde la empresa en concurso deja sus impagados, pero continúa su actividad a través de otras empresas del grupo, como ha hecho SEOP.

La nueva Ley Concursal supuso "un gran avance y mejoró muchos temas", pero sigue sin resolver un problema "crucial", la posibilidad de presentar una demanda mercantil contra un grupo. Añadió que en el ámbito fiscal y laboral están muy claras las responsabilidades de los grupos, pero no sucede así en el tema mercantil, donde existe "una laguna legal", que dificulta presentar la demanda a nivel de grupo y esto es algo que deberían corregir los legisladores, propuso Delgado.

Entre tanto, Aepic aprovechará el caso de Bollullos para solicitar a los administradores concursales de SEOP que presenten una demanda contra el grupo ante el Juzgado Mercantil número 1 de Madrid que lleva el concurso, ya que la Ley actual no permite ejercer esta acción a los acreedores, en caso de no prosperar esta solicitud, los proveedores afectados presentarán esta solicitud ante el juez que lleva el concurso de SEOP.