PSdeG y BNG abandonan la comisión para rechazar el nombramiento de Sánchez Izquierdo como director de la CRTVG

El candidato asegura que sí conversó con el PSdeG y el PP avanza que la Xunta propondrá una reforma propia de la CRTVG si no hay consenso

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 27 (EUROPA PRESS)

Los grupos de la oposición --PSdeG y BNG-- abandonaron hoy la Comisión Institucional, cuyo único punto en el orden del día era comunicar la propuesta de la Xunta de que Alfonso Sánchez Izquierdo sea director de la Compañía de Radio Televisión de Galicia (CRTVG), para rechazar este nombramiento por carecer de consenso.

El PSdeG argumentó su plantón a la comisión por un "incumplimiento flagrante" por parte del presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, de su "compromiso" de nombrar al director de los medios públicos gallegos por "consenso"; mientras que los representantes del BNG salieron de la sala tras negarse a "participar en una mascarada".

Así, el socialista José Manuel Lage Tuñas tildó al máximo mandatario gallego de "trilero político, que miente y manipula y falta gravemente a la verdad cuando dice que hay consenso". "No hay acuerdo ni consenso, el PPdeG está imponiendo a su candidato", sentenció, y advirtió de que su partido "no apoya" un nombramiento "unilateral y a la medida de Feijóo" para el que intenta buscar "una coartada parlamentaria".

"Una mitad de 38 diputados va a imponer su candidato contra la otra mitad de la Cámara, con un diputado menos pero más votos", continuó Lage Tuñas. A su juicio, con su actitud, "el presidente dejó unos cuantos pelos en la gatera".

"El PSOE se opone a este nombramiento porque Feijóo es un trilero, aunque les duela", reprochó a los populares y aprovechó para exponer el modelo socialista para la CRTVG en un momento de "importantes cambios tecnológicos", que basó en la interpretación del ente público como un instrumento de "expresión del interés plural, de la cohesión territorial, de la atención a las minorías y de servicio público".

"APROVECHARSE DE LOS MUERTOS"

En cuanto a los nacionalistas, denunciaron "graves irregularidades en la actuación procedimental" del presidente de la comisión, Agustín Baamonde, y de la jefa de la Cámara, Pilar Rojo --a la que se refirió como "delegada" de la Xunta--, tras constatar que ésta convocó para el pasado viernes la Mesa de esta comisión con el objetivo de incluir la propuesta de Sánchez-Izquierdo antes de que el Consello de la Xunta lo aprobase en su reunión del jueves.

Tanto el portavoz parlamentario del BNG, Carlos Aymerich, como la diputada nacionalista Tareixa Paz abandonaron la sala tras atribuir estas "irregularidades" a "las prisas del PP por controlar la compañía en plena campaña electoral", algo por lo que pidieron "explicaciones" antes de dejar la comisión.

Además, Aymerich recalcó que el "paripé" de Núñez Feijóo con el ahora nombramiento "unilateral" de Sánchez Izquierdo confirma que el dirigente popular se basó "en excusas" cuando el pasado año impidió cubrir la vacante del representante del BNG en el consejo de administración de la CRTVG Lois Obelleiro, fallecido en abril de 2008.

El portavoz nacionalista recordó que el PP condicionó su apoyo a la renovación del consejo a que el bipartito enviase a la Cámara de forma "simultánea" una propuesta de reforma de la ley que regula la CRTVG, para que su director fuese elegido por una mayoría cualificada de la Cámara. "Era sólo una excusa para aprovecharse de una muerte", condenó Aymerich.

"FILIBUSTERISMO" DEL PSOE

Tras la marcha de los representantes de la formación frentista, Agustín Baamonde respondió a la demanda de su portavoz parlamentario, pese a que reconoció que "no es muy lógico responder a un grupo que ya no está". "No hay nada que ocultar, porque no se cometió ninguna irregularidad", zanjó, y aseveró que "se ha cumplido al pie de la letra lo que estipula el Reglamento del Parlamento".

"Lo único que hice el día 20 fue dirigirme a la Presidencia de la Cámara para reservar la convocatoria de la comisión bajo la condición de que finalmente la Xunta realizase la propuesta de nombramiento del nuevo director xeral de la CRTVG", aclaró, y recordó que los grupos parlamentarios "así lo habían conocido" en la sesión plenaria del día anterior.

A mayores, el diputado popular Pedro Puy Fraga replicó a los socialistas, una vez que estos abandonaron la sala de la comisión, que los "únicos trileros" son los que "se van corriendo" tras pronunciar su discurso sin escuchar la respuesta. Además, ratificó punto por punto la versión de Núñez Feijóo sobre la elección de Sánchez Izquierdo e insistió en que hubo "un pacto" con el PSOE, que después "se echó atrás".

Según Puy Fraga, la actitud del secretario xeral del PSdeG, Manuel Vázquez, cuando afirmó en sede parlamentaria que el nombramiento de Sánchez Izquierdo era "unilateral" es una muestra de "filibusterismo" procedente de una oposición a la que sólo preocupa "dificultar" la acción de un Gobierno "que lleva 40 días y que busca el consenso. "¿A qué juegan?, ¿Quieren filibusterismo o quieren consenso?", se preguntó.

APOYO A FEIJÓO

PSdeG y BNG expresaron su "respeto" a Sánchez Izquierdo como profesional del periodismo, aunque los socialistas le instaron a renunciar a ser propuesto por la Xunta para dirigir el ente público para no "participar" en la "estrategia" de Feijóo. "Si no lo hace, será cómplice de la imposición del PP", advirtió antes de abandonar la comisión.

Por su parte, Sánchez Izquierdo aprovechó su intervención para expresar "su sorpresa" ante la actitud de socialistas y nacionalistas, quienes tacharon a Feijóo de "mentiroso". "No sería aceptable si lo hiciese cualquier ciudadano, pero menos un parlamentario", sentenció y subrayó que, además, los argumentos de la oposición "no se ajustan a los hechos que sucedieron en realidad".

El candidato a dirigir la CRTVG ratificó así la versión de Feijóo, quien aseguró que Sánchez Izquierdo tuvo conversaciones tanto con él como con Vázquez después de haber alcanzado el supuesto "consenso" para su nombramiento, y criticó a quienes "mienten" --en referencia a PSdeG y BNG-- con la intención "de trabucar y equivocar".

REFORMA DEL MARCO LEGAL

Pedro Puy agradeció la defensa de Sánchez Izquierdo y su compromiso con asumir el reto de dirigir un ente que, según denunció, sus antecesores no dejan "en la mejor" de las situaciones posibles. Eso sí, advirtió de que su apoyo a Sánchez Izquierdo "no es un cheque en blanco" y garantizó que se le retirará si éste llega a acumular "diez condenas" de la junta electoral, como la anterior dirección.

Reiteró también que el BNG fue informado del resultado de las negociaciones en las que, además, se trataron otros temas como la renovación del Consejo de la CRTVG y otras cuestiones en torno a la gestión del personal y del tratamiento informativo.

El socialista Lage Tuñas hizo autocrítica por que el bipartito no acometiese la reforma de la Ley de la CRTVG --"no es el pasaje del cual nos sentimos especialmente orgullosos", confesó-- e incluso admitió que ello pudo haber contribuido en la pérdida del poder, aunque alertó de que ello no es excusa para que ahora el Gobierno obvie este compromiso.

En este sentido, el nacionalista Aymerich reconoció que si alguna responsabilidad recae en su grupo es "no haber hecho la suficiente presión" sobre su socio de Gobierno para reformar la legislación de los medios públicos gallegos.

Por último, Puy Fraga insistió en que la voluntad del PPdeG es acometer la reforma de la ley que regula el ente público. "Intentaremos consensuarla, pero si no es posible, el Gobierno llevará al Parlamento una propuesta", advirtió. Por su parte, Sánchez Izquierdo expresó su intención de que la "actualización" del marco legislativo que regula la CRTVG se realice "en un plazo razonable".