PSOE pide a Fabra que dimita "si le queda algo de decencia política"

CASTELLÓN, 12 (EUROPA PRESS)

El PSPV-PSOE de Castellón, a través de su secretario general provincial, Francesc Colomer, reclamó hoy al presidente de la Diputación y máximo responsable del PP castellonense, Carlos Fabra, que "si todavía le queda algo de decencia política, aunque sea poco, dimita, para no seguir manchando el nombre de Castellón y para no seguir faltando el respeto a la gente decente de esta provincia". Colomer realizó estas declaraciones tras el auto de la juez de Nules (Castellón) que ve indicios de delito en Carlos Fabra, "dentro de una trama encargada de falsificar análisis químicos, sellos y firmas para conseguir autorizaciones del Gobierno de Aznar que permitieron comercializar plaguicidas asiáticos por los que obtuvieron importantes ingresos", según indicó en un comunicado.

En este sentido, lamentó que "lo que ya se sabe es más propio de un guión de una película de terror y codicia que del ejercicio noble de la política, cuando Castellón se merece mucho más que un presidente de la Diputación imputado directamente en este escándalo". El líder de los socialistas castellonenses lamentó que después de cinco años "tenga que ser un juzgado el que plantee la posibilidad de que Fabra aclare sus casos de corrupción ante un tribunal cuando como cargo público que es, debería haberlo hecho ante la opinión pública hace mucho tiempo".

En esta línea, añadió que el "ciudadano y político ejemplar", como, según recordó, lo denominó el presidente del PP, Mariano Rajoy, "no sólo se ha negado a dar explicaciones en sus declaraciones, ni en la Diputación, ni en las comparecencias ante los periodistas, sino que encima ha respondido con insultos que todo el mundo, desgraciadamente, ha podido presenciar".

Colomer consideró que Fabra "está dañando gravemente la imagen de Castellón y de todos los ciudadanos honrados de esta provincia". Por eso, aseveró que "su mantenimiento en el cargo es una ofede "sorprendentes" unas declaraciones de Fabra en las que "ya no sólo cuestiona a los fiscales, sino también a los jueces".

En este sentido, le trasladó que esto "no es una república bananera y las instancias judiciales funcionan con rigor y no se dejan amedrentar ni coaccionar, por mucho que le pese". Por último, ha lamentado "el cinismo político de Fabra" al intenta "restar importancia" a la causa alegando el ingreso en prisión de Vicente Vilar, imputado en este proceso, "cuando fue él el que le introdujo en sus negocios, el que se hizo socio de sus empresas y el que tuvo una estrechísima relación personal, por lo tanto, en todo caso, debería ser él y sólo él el que explicase esta relación tan peligrosa con Vilar".