Rafaela Romero (PSE) condena el asesinato de una mujer en Irún y pide actuar "urgentemente" para parar esta "locura"

SAN SEBASTIAN, 9 (EUROPA PRESS)

La presidenta de las Juntas Generales de Gipuzkoa, Rafaela Romero (PSE), condenó hoy el asesinato de una mujer en la localidad guipuzcoana de Irún, presuntamente a manos de su pareja, al tiempo que reclamó una "actuación urgente de los poderes públicos que pare la locura de muerte y dolor de los maltratadores de mujeres".

En un comunicado, Romero lamentó, "profundamente", que una vez más se haya "llegado tarde para evitar que otro maltratador se salga con la suya y haya matado de forma cobarde, intencionada, premeditada y fácil a una mujer indefensa".

La presidenta de las Juntas de Gipuzkoa afirmó que "las administraciones competentes ante la violencia de género deberán revisar sus medidas" porque "lo existente aún no ha sido suficiente para parar las ansias de dominación y violencia contra las mujeres que llevan en su cuerpo y en su alma los maltratadores".

Además, consideró que los poderes públicos "deben parar esta espiral de locura, muerte y dominación que azota a la sociedad" y que provocan "esos hombres que no aman ni aceptan a las mujeres, sino que las consideran sus objetos de dominación, tortura y muerte".

A su juicio, hay que "ponerse manos a la obra revisando, y en su caso incrementando, las medidas de prevención, de protección, de persecución policial y judicial, de asistencia social, económica y psicológica", así como de "protección y alejamiento de las mujeres y los menores de los que maltratan".

En este sentido, Romero manifestó su "más firme voluntad" de "perseverar en la denuncia continua y pública" de aquellos hombres que "usan y abusan de su poder para agredir, menospreciar y matar a mujeres por el mero hecho de serlo", así como su "compromiso" para "luchar por y para la igualdad de hombres y mujeres".

Finalmente, la presidenta del Parlamento guipuzcoano indicó que una vez se clarifique lo ocurrido se pondrá en contacto con el Ayuntamiento de Irún, de forma "urgente", para "ponerse a su disposición en la organización y realización de actos de condena y repulsa, así como en los de asistencia a la familia y entorno cercano de la víctima" y anunció la intención de las Juntas de realizar una concentración silenciosa de condena..