Rechazadas las enmiendas a la totalidad de NaBai e IUN a la ley de medidas urgentes sobre vivienda

La ley elaborada por el Gobierno foral contempla la creación de la vivienda libre de precio limitado

PAMPLONA, 14 (EUROPA PRESS)

El pleno del Parlamento de Navarra rechazó esta mañana con los votos en contra de UPN, PSN y CDN las dos enmiendas a la totalidad que presentaron NaBai e IUN al proyecto de ley foral de medidas urgentes en materia de urbanismo y vivienda que envió el Gobierno al Legislativo para poner en marcha nuevas medidas anticrisis en el sector.

El consejero de Vivienda del Gobierno de Navarra, Carlos Esparza, afirmó que "el Ejecutivo, consciente de la actual situación económica, ha venido poniendo en marcha diferentes medidas para afrontar la crisis de forma pionera" y explicó que este nuevo proyecto de ley "pretende dar respuesta a las necesidades de ciudadanos y empresas, y mitigar los efectos negativos sobre el sector de la construcción generados por la crisis".

Las medidas concretas que establece esta norma persiguen simplificar los trámites administrativos para agilizar la puesta a disposición de agentes económicos de suelo para vivienda protegida, favorecer la rehabilitación de viviendas, facilitar el pago de la renta a quienes pasan por dificultades económicas y avanzar hacia la eficiencia energética y la domótica.

Igualmente, se adoptan medidas temporales para reactivar el sector, como la posibilidad de calificar viviendas libres como protegidas, incrementos de la edificabilidad en zonas urbanizadas siempre y cuando se destinen en un alto porcentaje a vivienda protegida y la regulación de la vivienda libre de precio limitado.

Además, la norma fija los criterios que han de regir la actuación de Viviendas de Navarra S.A. (VINSA) en el próximo trienio. La sociedad pública orientará preferentemente su actividad hacia el área de la rehabilitación y las reformas y la promoción de vivienda protegida en régimen de alquiler.

Así, no promoverá vivienda protegida en régimen de compraventa por encima de lo que resulte necesario para garantizar el resto de sus objetivos, especialmente el fomento del sistema público de alquiler, y en ningún caso superará el 15 por ciento de las viviendas protegidas promovidas.

En la defensa de su enmienda a la totalidad, el parlamentario de Nafarroa Bai Txentxo Jiménez afirmó que resulta una "burla justificar el proyecto en la crisis" y sostuvo que sólo una medida guarda relación con la crisis, la de la rehabilitación de viviendas, "pero para esto no hacía falta ningún proyecto de ley, ya podría llevar meses funcionando". "El resto del proyecto es un engaño y una estafa", dijo.

Txentxo Jiménez afirmó que esta norma "busca salvar al sector empresarial de la situación a la que se ha visto abocado" y añadió que la puesta en marcha de la vivienda de precio limitado es "vergonzante", porque a su juicio evitará el reajuste del precio de la vivienda como consecuencia de la crisis.

Por su parte, el portavoz de IUN, Ion Erro, afirmó que "este proyecto de ley no responde al título que lleva, ni a la actual coyuntura de crisis económica, ni a las dificultades de acceso de los ciudadanos a una vivienda". A juicio de Ion Erro, "todo el contenido de la ley parece que obedece a los cambios demandados por los promotores privados, se dirige a unos pocos ciudadanos de Navarra".

Así, el parlamentario de IUN señaló que este proyecto representa "una ocasión perdida para elaborar una ley ambiciosa que pueda corregir los defectos que tenemos en la normativa actual y que permita dar un giro en la política de vivienda, principal problema de los navarros junto a la economía". "Con este proyecto hay menos espacio para aparcamientos, menos espacio para dotaciones, siempre menos, menos", dijo.

El consejero de Vivienda señaló que las criticas de NaBai al proyecto de ley "son genéricas y demagógicas", mientras que señaló que el texto alternativo presentado por Izquierda Unida es "un puzzle con piezas mal encajadas". Además, criticó que la oposición de NaBai e IUN va a "retrasar" la puesta en marcha de unas medidas necesarias para combatir la crisis.

LOS GRUPOS

En este sentido se pronunció también la parlamentaria de UPN Amaya Otamendi, quien afirmó que las enmiendas presentadas por NaBai e IUN "no hacen otra cosa que retrasar la aprobación de esta ley con la máxima celeridad" y defendió que este proyecto "nace con una finalidad fundamentalmente económica, dentro del paquete de medidas que está adoptando el Gobierno de Navarra para reactivar la economía".

Por su parte, el parlamentario del PSN Samuel Caro señaló que prefiere a "un Gobierno que arriesgue proponiendo medidas, aún a riesgo de equivocarse, a un Gobierno que se quede cruzado de brazos sin hacer nada y sin atender las necesidades de los ciudadanos". No obstante, deseó que este texto se pueda mejor "con elementos que le den mayores proporciones de justicia y equidad", como por ejemplo en materia de bonificaciones fiscales.

Finalmente, el parlamentario de CDN José Andrés Burguete afirmó que, "ante una situación de crisis económica, era necesario actuar y no quedarse de brazos cruzados, y el Gobierno está planteando medidas que están siendo un referente a nivel nacional, y en este marco se ha planteado esta ley de medidas urgentes". "Es una ley eminentemente económica, para reactivar el sector de la construcción y generar empleo", defendió.