Regalos, bailes regionales, juegos infantiles y flores "devolverán" al público de La Laurel "su cariño"

LOGROÑO, 27 (EUROPA PRESS)

La Laurel celebrará, a partir de este domingo y hasta el próximo viernes, sus primeras Fiestas de la Laurel, con las que quiere "devolver" a su público "su cariño". Regalos, bailes regionales, juegos infantiles y flores irán acompañados de una promoción de vinos blancos, rosados, cava y reserva.

Según informó a Europa Press Enrique Lorenzo, miembro de la asociación, tras una "pequeña fiesta" celebrada, como preparación, el año pasado, los establecimientos de la tradicional Calle Laurel quieren, en esta ocasión, y con previsión de anualizarse, convertir la calle en una fiesta.

El próximo domingo, 31 de mayo, es el día que más actos congrega, con Danzas Riojanas a cargo del Grupo de Danzas de San Asensio (por la mañana) y de Navarrete (por la tarde); y actividades para niños (hinchables, juegos y chocolatada).

Los hinchables, dijo, "probablemente" se sitúen en el Plaza de San Agustín. En cuanto a las danzas, tienen la misión de hacer que estas fiestas sean de toda La Rioja, ya que son muchos los ciudadanos de otras localidades que van a Logroño para disfrutar de la calle Laurel. De hecho, la previsión es que el próximo año los bailes se multipliquen.

De lunes a jueves, además, los bares dedicarán cada día a un vino alternativo al tradicional tinto (del año o crianza) que habitualmente se pide en estos bares. En concreto, se promocionarán los blancos, rosados, cavas y reserva; en todo caso de Rioja.

Si bien el próximo año se espera hacerlo de forma coordinada entre todos los bares, en esta primera ocasión cada uno se buscará una forma distinta de promocionar estos vinos. En el caso de los de Lorenzo, se ofrecerán a precio de coste.

Mientras, durante toda la semana, se colocarán cuatrocientos tiestos, cedidos por el Ayuntamiento, con flores en ventanas y balcones.

Y cada consumición será recompensada con la posibilidad de ganar uno de los doscientos premios que hay a disposición del público. Eso sí, un ticket ganador 'obligará' a visitar otro bar para obtener el regalo.

las Fiestas comenzarán en domingo y terminarán en viernes con el objetivo de "saltarse el sábado", explicó Lorenzo, ya que ese día, dijo, se ha "desnaturalizado" a causa de las despedidas de soltero. Lorenzo consideró que La Laurel siempre ha sido, y debe ser, un lugar al que ir tranquilo a tomar algo "con tu abuelo o quien quieras". Es un lugar, destacó, sobre todo, "de familia".

Sin embargo, las despedidas, aseguró, han cambiado los sábados. Explicó que los bares no están en contra de ellas, sino de en qué se convierten en algunos casos, y como no permiten "trabajar con dignidad".

"En Logroño siempre se ha recibido al forastero con un vino y un trozo de chorizo, y siempre han sido bien acogidos, pero lo que una camarera no tiene por qué soportar es que le pregunten cuánto cobra por una felación", señaló al tiempo que aseguró que se repiten las situaciones de este tipo.

En cuanto a la influencia de la crisis económica, afirmó que si en La Laurel están resfriados, en el resto tienen neumonía. Así, dijo que "algo se nota", pero que las cuentas de resultados van a ser "parecidas".