Así son las restricciones del tráfico por contaminación en otras capitales europeas


Lainformacion.com|
Los Campos Elíseos de París atestados de coches.

Los Campos Elíseos de París atestados de coches.

El Ayuntamiento de Madrid ha activado el protocolo de restricciones de tráfico por alta contaminación. Así está la normativa en el resto de Europa.

Y es que antes de viajar por Europa en automóvil "es necesario informarse de las limitaciones que muchas ciudades" ya aplican al tráfico rodado por motivos medioambientales, como recuerda la Comisión Europea en su web sobre regulación de los accesos urbanos. De lo contrario, añade, se corre el riesgo de no poder llegar al lugar deseado. Ni siquiera pagando.

Actualmente, más de 220 ciudades europeas han delimitado zonas de baja emisión en las que el acceso de los no residentes está prohibido o solo se permite a los vehículos con menos emisiones de partículas contaminantes, como sucede en Atenas, París, Oslo, Estocolmo, Helsinki, Londres, Viena, Budapest, Lisboa, Bucarest o Dublín, entre otras capitales. En algunos casos se han establecido peajes para circular por el casco urbano. Por regla general, ni los autobuses ni los camiones de más de 3,5 toneladas pueden entrar.

Estos son algunos ejemplos:

  • 1/Cómo es la normativa europea

    La Agencia Europea de Medio Ambiente afirma que reducir la velocidad y restringir el trafico en el centro de las ciudades ayuda a reducir las emisiones de contaminantes. Según este organismo, las limitaciones de 80km/h ayudan a bajar los niveles de óxidos de nitrógeno de los motores diésel y las partículas en suspensión.

  • 2/Cómo es en Berlín

    La capital Alemana prohíbe desde 2008 la entrada en la zona centro a todos los vehículos que no tengan el certificado de vehículos de bajas emisiones. A este distintivo se le conoce como 'la pegatina verde'.

  • 3/Cómo es en Londres

    La capital británica aplica una tasa de congestión que consiste en un cargo a los vehículos que se mueven en la zona de peaje de lunes a viernes en horario laboral, es decir, entre las 7:00h y las 18:00h. En cambio, no se paga ni los fines de semana, ni el día de Navidad ni el de año nuevo. El resto de días la tasa es de 12 libras al día por acceder al centro. Pero hay rebajas para quien quiera abonar antes la cantidad: 10 libras para el que lo haga el día antes y 9 si se registra en el sistema de autopago.

    La policía basa el sistema de cobro mediante el reconocimiento de matrículas. Además están exentos de pago los vehículos con 9 o más asientos, las motos y los vehículos de recuperación de carretera. En cambio los residentes en el centro de la capital inglesa tienen un descuento del 90%.

  • 4/Cómo es en Roma

    En Roma sólo se deja pasar al centro de la ciudad eterna a residentes y trabajadores si pagan una cuota anual y a personas con algún tipo de discapacidad. En cambio, gratis solo pueden circular motos y ciclomotores. La zona restringida es de 4,2 kilómetros cuadrados y está vigente de lunes a viernes de 6.30 a 18h y de 14h a 18 horas el sábado.

  • 5/Cómo es en París

    En París se paga incluso para aparcar en todas las zonas de la ciudad. Pagan tanto residentes como visitantes, que pueden hacerlo un máximo de dos horas antes de cambiar su coche. Esto ha provocado que el precio de las plazas de garaje se hayan incrementado en el centro de la ciudad hasta un 75%.

  • Además el ayuntamiento parisino destina carriles especiales sólo para autobuses con el fin de que éstos aumenten su velocidad hasta un 15%. Desde hace año y medio hay en funcionamiento un sistema de alquiler de vehículos pequeños similar al que existe para las bicicletas. En días de tráfico restringido en el centro de la urbe, como sucedió a principios y mediados de este mes de diciembre, el transporte público es gratis.

  • 6/Cómo es en Estocolmo

  • La capital sueca fue la primera en limitar el tráfico rodado en 1996. La cosa se fue perfeccionando porque desde 2007 -previo referéndum a los ciudadanos-, todas las entradas y salidas del centro de  Estocolmo están vigiladas de puntos de control automáticos que funcionan con un sistema de reconocimiento de matrícula.

    Todos los vehículos que entren en el área de pago deben pagar entre 1 y 2 euros entre las 6:30h y las 18:30h. Según el tipo de vehículo, el importe máximo es de 6,5 euros. Este sistema es conocido como el Impuesto de congestión de Estocolmo y todo lo que se recaude a través de la misma se destina a nuevas vías.