Revilla brindó en la cena de gala en el Parlamento por el Rey, "el primero de los soldados de España"

El presidente califica de "inolvidable" la celebración del Día de las Fuerzas Armadas en Santander

SANTANDER, 31 (EUROPA PRESS)

El presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, trasladó anoche "el cariño de Cantabria" a los Reyes don Juan Carlos y doña Sofía y brindó por "el primero de los soldados de España", durante su intervención al inicio de la cena de gala celebrada en el Parlamento.

Además de expresar su afecto personal y la vinculación de los cántabros con la Corona, el Presidente agradeció a Sus Majestades el apoyo a la conmemoración del Día de las Fuerzas Armadas en Santander, que a su juicio está resultando "inolvidable".

En su brindis, recordó también que el origen de la Armada Española se encuentra en Cantabria, de donde partieron en el siglo XIII los barcos que al mando del almirante Bonifaz liberaron Sevilla y posibilitaron la Reconquista.

Asimismo, el presidente tuvo palabras de recuerdo para los cántabros vinculados a las Fuerzas Armadas, entre los que mencionó al propio almirante Bonifaz, a Juan de la Cosa, Pero Niño, Pedro Velarde y el capitán Velasco, héroe de La Habana.

Revilla, que finalizó su intervención con el brindis dedicado al Rey y coreado por todos los asistentes en pie, destacó entre los momentos más entrañables del acto de anoche el encuentro de los monarcas con el golfista cántabro Severiano Ballesteros, a quien expresaron su afecto cuando se encuentra en plena recuperación tras su grave enfermedad.

CENA

La cena de gala se celebró en el patio del Parlamento de Cantabria, habilitado para la ocasión, y a ella asistieron un total de 240 personas, 150 de ellos militares de alta graduación y el resto autoridades políticas e institucionales de la región.

En la mesa presidencial se encontraban los Reyes, Revilla, el presidente del Parlamento; la vicepresidenta de Cantabria, Dolores Gorostiaga; el alcalde de Santander, el delegado de Gobierno, el jefe del JEMAD y la ministra de Defensa.

En el resto de las mesas, unas 25 ó 26 más dispuestas en torno a la central, se sentaban diez personas en cada una de ellas. Sirvieron la cena 50 camareros.

Entre los invitados al acto estuvieron miembros del Gobierno de Cantabria, autoridades militares o el presidente de la patronal Ceoe-Cepyme, Miguel Mirones, además del senador socialista cántabro Jaime Blanco, presidente de la Comisión de Defensa del Senado y la concejala del PSOE de Santander, Rosa Inés García, o el ex presidente de Cantabria y diputado nacional del PP, José Joaquín Martínez Sieso.

También participaron los portavoces de los tres grupos de la Cámara, Francisco Javier Rodríguez Argüeso (PP), Rafael de la Sierra (PRC) y Francisco Fernández Mañanes (PSOE); los diputados y senadores nacionales por Cantabria, y el rector de la Universidad de Cantabria, Federico Gutiérrez-Solana (UC), a su vez presidente de la Conferencia Universitaria de Rectores Españoles (CRUE), junto a representantes de las corporaciones municipales.

Las mesas fueron adornadas con un centro floral y las columnas del patio, de cuya ornamentación se ocupa el Parlamento, con cuadrados modernistas sobre los que se colocarán flores, dentro de una estética muy moderna que no se ha visto en ningún otro acto de Cantabria.

El menú, servido por una empresa cántabra de catering, se caracterizó por el protagonismo especial de productos típicos de la gastronomía cántabra, como las anchoas, el pescado, o postres de sobao y almendrados de Torrelavega.

En concreto, estuvo compuesto por anchoas de Santoña con aceite de oliva virgen; espuma de tomate con gelee de frutos de mar y cuchara de bocarte marinado con crema fresca al eneldo; sopa cremosa de calabaza, habitas, trigueros y guisantes tiernos, con ravioli de bogavante, centollo y erizos del Cantábrico; lubina de la costa cántabra en compota de cebolla roja, con su jugo tostado sobre puré de coliflor; torrija caramelizada de sobao pasiego, con frutas de temporada, natillas, frambuesas y helado de leche de nuestros valles; y polkas y almendrados de Torrelavega, y cubo de chocolate con pistachos. La cena estará regada con Ribera del Asón blanco cosecha 2008 y Rioja reserva 2003, y cava Gran Reserva 2005.