Revilla destaca el "cambio absoluto" producido en las carreteras autonómicas en los últimos 25 años y anima a "no parar"

Desde 1984, el Gobierno cántabro ha invertido más de 1.162 millones de euros en las carreteras regionales

SANTANDER, 12 (EUROPA PRESS)

El presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, ha destacado esta mañana el "cambio absoluto" producido en las carreteras autonómicas en los últimos 25 años, concretamente desde que en 1984 la Comunidad asumiese las competencias en esta materia, y ha animado a "no parar" y duplicar las obras hechas hasta ahora.

Revilla ha valorado el gran esfuerzo inversor que está realizando el actual Gobierno regional en acondicionar toda la red viaria autonómica y que hasta la fecha ha permitido "meter mano" a más de 1.800 de los 2.000 kilómetros que la componen.

Asimismo, ha puesto el acento en la "correcta" adecuación medioambiental de los proyectos, porque "los primeros que somos ecologistas y queremos hacer carreteras compatibles para coches, ciudadanos y medio ambiente somos nosotros", ha matizado.

En su opinión, antes no era necesario ver la señala institucional que informa de la entrada en Cantabria porque el mal estado de las carreteras delataba esa circunstancia, mientras que ahora tienen el reconocimiento de los cántabros y del resto de españoles.

Con todo ello, ha felicitado a todos los trabajadores y empresas que han contribuido a esa transformación, especialmente a las firmas cántabras, que son por sí mismas un "sello de calidad".

El jefe del Ejecutivo se ha pronunciado en estos términos durante el acto conmemorativo del 25 aniversario de la transferencia a Cantabria de la competencia, celebrado en el Gran Hotel Balneario de Puente Viesgo con la asistencia de centenares de personas.

Entre ellos, antiguos consejeros de Obras Públicas, como Ángel Arozamena o José Martín Solaeta, y cuatro de las personas que intervinieron directamente en la negociación de las transferencias, Rafael Castañeda, Fermín Madrazo, Ricardo Quince y Vicente Revilla, a quienes se ha rendido homenaje y entregado un obsequio.

Revilla ha felicitado a todos ellos y destacado su valía y dedicación al servicio público, que pudo comprobar personalmente durante su etapa como consejero de Obras Públicas. También ha tenido palabras de elogio para el actual titular, José María Mazón, a quien "algún día habrá que dar una placa por la gran labor que está haciendo".

Por último, reiteró su confianza en una próxima salida de la crisis económica e incidido en las "recetas" que, a su juicio, ayudarán a revertir esta situación: la inversión pública, recurriendo al déficit si es necesario, y la bajada de los tipos de interés al cero por ciento.

En el acto y junto a Revilla y Mazón, también han estado presentes, entre otras autoridades, el alcalde de Puente Viesgo, Rafeal Lombilla, y otros regidores locales de la zona; los directores generales de Carreteras, Vías y Obras, Manuel del Jesus, y de Vivienda y Arquitectura, Francisco Javier Gómez Blanco; representantes del sector de la construcción regional y funcionarios de la Consejería de Obras Públicas.

Por su parte, Mazón ha subrayado el impulso que supuso la llegada de Miguel Ángel Revilla al despacho de Obras Públicas en 1995, gracias a una apuesta firme por la planificación que se tradujo en los distintos Planes de Carreteras. Al igual que el presidente, ha instado a seguir haciendo infraestructuras, un ámbito en el que Cantabria está por encima de la media nacional, tal y como demuestran los estudios.

El consejero ha concluido felicitando a todos los trabajadores de la obra pública en la Comunidad, que son los grandes artífices del avance conseguido.

Precisamente, la celebración coincide con la festividad de Santo Domingo de la Calzada, patrono de las obras públicas. En el transcurso de la mañana, se ha rezado una oración de recuerdo a los miembros fallecidos del Centro Local de la Cofradía de Santo Domingo en la localidad de El Soto (Puente Viesgo), seguida de la misa, a mediodía, en la parroquia de San Miguel.

LA EVOLUCIÓN

Desde el año 1984, el Gobierno regional ha invertido más de 1.162 millones de euros en las carreteras regionales y el tráfico en ellas se ha multiplicado por cinco, pasando de un total de 200 millones de kilómetros anuales recorridos a casi 1.100 millones.

El presupuesto de la Consejería ha incrementado desde entonces un 645%, totalizándose en este periodo 913 actuaciones, 85 desde 1984 a 1995 y 828 desde 1992 hasta la actualidad.

En estos 25 años se han transferido a la Comunidad 50 kilómetros de carreteras, repartidos en 34 tramos. Los primeros viales cedidos fueron dos tramos de la red viaria de Santander, el de General Dávila y el acceso al Faro de Cabo Mayor, mientras que el último fue en 2007 el acceso a Tarriba, en San Felices de Buelna.

En la actualidad hay 20 carreteras pendientes del proceso de cesión, que suponen unos 30 kilómetros.