Sabanés cree que los altercados de ayer se hubiesen evitado si Aguirre hubiese dicho que luchará por los trabajadores

MADRID, 08 (EUROPA PRESS)

La portavoz de IU en la Asamblea de Madrid, Inés Sabanés, afirmó hoy que los altercados de ayer ante el parlamento regional se hubiesen evitado si la presidenta de la Comunidad, Esperanza Aguirre, se hubiese levantado y hubiese dicho que estará "al lado de los trabajadores" y que irá "al Gobierno Central o donde haga falta" para no ceder a los Expedientes de Regulación de Empleo no justificados.

La dirigente de IU habló de los incidentes que se produjeron ayer al saltarse el perímetro de seguridad los trabajadores de IVECO que se manifestaban a las puertas de la Asamblea. Sabanés dijo que "las instituciones deben procurar no hacer política de salón cuando hay 2.000 trabajadores que se van a ir a la calle en esta ciudad. Hay que mirar la cara real de la crisis".

"Las instituciones no se blindan porque tengan reglamentos sino porque son serias, responden, hacen política y dan la cara ante la crisis", opinó. Añadió que avala la manifestación, pero no valoró la violencia de algunos actos, sino que cuestionó si se justifica que "el PP se dedique a tirar balones fuera, sin mirar siquiera a quienes están en esa situación, cuando hay trabajadores que se van a quedar en la calle".

Ella dijo jamás entrará "en dónde o no tienen que ir los trabajadores". "Éste es un debate político entre políticos y periodistas. Los trabajadores van donde pueden. Lo que es increíble es que en una empresa en la que ha habido múltiples beneficios, con varias recalificaciones, ahora, cuando las cosas vienen duras, tengan que pagar los trabajadores", señaló la líder de IU que.

En su opinión, el conflicto podría haberse evitado, "si la presidenta se hubiera levantado y hubiera dicho que, si se lleva a cabo el ERE, ella estará al lado de los trabajadores, que el ERE es injustificado, que ella irá al Gobierno Central o donde haga falta para no ceder ante Iveco porque no hay razones para que se produzcan 2.000 despidos y que ella se pondrá a la cabeza de la reivindicación".

"Si esto se hubiera producido, no habría pasado nada ni en el parlamento ni en la calle", consideró.

Hoy tendrá lugar una Junta de Portavoces urgente por los hechos de ayer y para tratar el asunto de Iveco, una reunión política que ahora se considera que podría haberse promovido antes. "No acepto que la responsabilidad política de lo ocurrido sea de los tres partidos", dijo Sabanés.

"Soy minoría en el Parlamento y llevo mucho tiempo tratando de intensificar la democracia en él. Sin embargo, se ha cerrado abruptamente una Comisión de Investigación por imposición de la mayoría, el uso y el abuso de la mayoría absoluta en la Asamblea es a diario desde que estoy en esta institución, no he conocido situaciones similares en ningún sitio. Se instrumentaliza de forma sistemática, no hay neutralidad y se invade la dignidad parlamentaria a cada momento", afirmó la líder de IU que tildó la Comisión de Investigación por una presunta red de espionaje en la CAM de "burla democrática".

Según las últimas encuestas, IU tiene expectativas de crecimiento, algo muy claro para la portavoz del partido en la Asamblea regional. "Tengo la convicción que IU es un proyecto estable y que en Madrid puede y va a crecer. Y no a río revuelto sino por su trabajo y su forma de hacer política. IU no es un proyecto del 5%, sino que debe y puede aspirar a los resultados que ha llegado a alcanzar. Yo he estado en un parlamento de 21 diputados".

Los altercados se produjeron durante una pregunta al consejero de Economía y Hacienda, Antonio Beteta, sobre la industria en la región. En ese momento, los trabajadores de las empresas afectadas, que se encontraban en la tribuna ubicada sobre el hemiciclo, vieron, según explicaron a Europa Press, cómo la presidenta regional recogía sus cosas para abandonar su escaño, una actitud que interpretaron como una falta de interés por la cuestión.

Tras dos llamadas de atención a Quintana y ordenar su salida de la Cámara por corear las mismas consignas que se oían desde la tribuna de invitados, ocupadas por empleados de estas compañías, los diputados de la oposición decidieron levantarse de su escaño para mostrar su rechazo a tal decisión, de manera que permanecieron dentro del hemiciclo tan sólo aquellos parlamentarios que tenían que realizar alguna pregunta de control al Gobierno.

La concentración que mantenían un millar de trabajadores de estas empresas ante la Asamblea de Madrid terminó con lanzamientos de tuercas y petardos, altercados que llevaron a los servicios de seguridad de la Cámara a cerrar las puertas de la calle Pablo Neruda por precaución.