Sánchez Izquierdo pide la reforma "urgente" de la ley que regula la CRTVG y promete una "rigurosa" gestión económica

Contará con un equipo directivo "más joven y reducido" y agilizará una auditoría para "diagnosticar" la situación interna del ente

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 27 (EUROPA PRESS)

El candidato propuesto por la Xunta para ser el nuevo director de la Compañía de Radio e Televisión de Galicia (CRTVG), Alfonso Sánchez Izquierdo, calificó hoy de "prioridad" la reforma del marco legal del ente público y agregó que, "en su humilde opinión", la Xunta y los grupos que forman el Parlamento gallego deben acometerla en el plazo "más urgente y breve posible".

Así lo aseguró en la Comisión Institucional de la Cámara, donde compareció acompañado por el director xeral de Relacións Institucionais e Parlamentarias, Roberto Castro, como candidato propuesto por la Xunta para asumir la dirección de la CRTVG, puesto para el que cuenta con el apoyo del PPdeG, pero no de PSdeG y BNG. En esta tarea, el periodista Sánchez Izquierdo prometió una gestión basada en el "control y rigor económico" acorde con la "austeridad" que exige la actual coyuntura de crisis económica.

En un escenario "de metamorfosis y transición acelerada" en el panorama mediático, Sánchez Izquierdo aseguró que la reforma de la ley que regula la compañía "compete y puede comprometer a la iniciativa de la Xunta y de las fuerzas políticas que componen la Cámara" y abogó por que esta modificación se realice "cuanto antes", con el objetivo de alcanzar unos medios públicos "autónomos" como garantía de "transparencia e independencia informativa".

Mientras no se formalice esta reforma "prioritaria", el aspirante a dirigir la CRTVG anunció que su gestión interna se centrará en una planificación estratégica "de futuro". No obstante, reconoció que "algunas de las decisiones más trascendentes" de la gestión de los medios públicos gallegos y sus sociedades tendrán que esperar "necesariamente" a que se modifique la ley reguladora del ente público.

En todo caso, Sánchez Izquierdo, quien fue director del periódico 'La Región' hasta julio del año pasado, avanzó que la "rigurosa" gestión económica y el aprovechamiento de las "sinergias productivas" de la compañía serán el "eje" de un "renovado, joven y mucho más reducido" equipo directivo, cuyos principales objetivos serán "el incremento de la producción propia, la productividad, la mejora de la calidad, la contención del gasto y la austeridad".

"Es el mensaje que quiero transmitir a todos y a cada uno de los trabajadores", proclamó antes de subrayar que la "calidad" de su trabajo, así como sus condiciones laborales, ocuparán también un lugar prioritario en su modelo de gestión.

AUDITORÍA Y REUNIONES

Tras comparecer ante el Parlamento, último trámite necesario --en cumplimiento de la Lei de Transparencia aprobada por el bipartito-- para que su nombramiento pueda ser ratificado por la Xunta, Alfonso Sánchez Izquierdo anunció su intención de comparecer ante el Consejo de Administración de la CRTVG para presentar a su nuevo equipo. A continuación, convocará a los representantes de los trabajadores para mantener un encuentro.

Asimismo, aseguró que su "primera tarea" como director del ente público será realizar el "diagnóstico" de su realidad interna. Para ello, anunció que realizará una auditoría "de gestión y proyección a corto y medio plazo" para disponer de los datos necesarios que permitan canalizar sus "principales" líneas de actuación y la "disponibilidad presupuestaria".

Concluida esta fase, el próximo director de la CRTVG prevé convocar a las asociaciones empresariales del sector audiovisual y a otros colectivos "representativos" vinculados con el ente público.

"Ahora no podemos equivocarnos en la visión estratégica", argumentó y aludió al escenario de "fragmentación y convergencia digital" en el audiovisual. Aún así, recalcó que la "importancia social" de la "mediación" de la compañía no radica "exclusivamente" en su capacidad de "difusión e impacto" a la audiencia, sino también en la "calidad, pluralidad y objetividad" de los valores "democráticos y sociales" que debe transmitir, de acuerdo con su misión "de servicio público".

PLURALIDAD Y COMPROMISO CON EL GALLEGO

Consciente de los valores de "pluralidad, neutralidad y calidad" que invoca la Ley de Creación de la CRTVG, así como de las "contundentes sentencias" de las juntas electorales que sufrió la anterior dirección, encabezada por Benigno Sánchez, y de la "reciente pronunciación" del Valedor do Pobo, Sánchez Izquierdo apeló al "rigor en el tratamiento informativo", con especial atención a procesos electorales como los comicios europeos que se celebrarán el 7 de junio.

No obstante, matizó que el cumplimiento de los mínimos legales de pluralidad informativa "nunca" pueden ser "una finalidad en sí mismos". En la línea, recalcó que, desde el momento en el que se asume el compromiso del servicio público, se hace "necesaria" la búsqueda de una radio y una televisión "abiertas" a todas las sensibilidades "ideológicas y sociales que sean respetuosas con las otras".

Sánchez Izquierdo aseguró asumir el "envite profesional y personal" de dirigir la compañía con "humildad y satisfacción" y enfatizó la importancia de que el ente público continúe ejerciendo su "importante" papel en la normalización y promoción del gallego y de la cultura de la comunidad. "No podemos ni debemos retroceder al levantar la bandera de nuestra lengua", proclamó y garantizó que "incrementará" esfuerzos e inversiones "para mejorar su calidad e impacto".

"No quiero ser ingenuo ni cínico, sé que una organización tan compleja como la CRTVG no será ajena a errores y torpezas", reconoció para manifestar, al tiempo, su deseo de que sean "los menos posibles" y su espíritu "de enmienda, de corrección, de interlocución y de consenso". "Esa es mi voluntad", concluyó.