Sanz afirma que en mayo se firmará el convenio con el Gobierno central sobre el TAV aunque desconoce los términos

PAMPLONA, 22 (EUROPA PRESS)

El presidente del Gobierno de Navarra, Miguel Sanz, afirmó hoy que en el mes de mayo se firmará el convenio con el Ejecutivo central para la construcción del corredor navarro de alta velocidad aunque manifestó que desconoce en qué términos se llevará a cabo, bien descontando las cantidades trimestralmente como recogía el primer documento acordado o bien iniciando el descuento de estas cuantías dos años después del comienzo de las obras.

En declaraciones a los medios de comunicación, el presidente navarro manifestó que la vicepresidenta y ministra de Economía y Hacienda del Gobierno central, Elena Salgado, le llamó ayer para informarle del "desbloqueo" de este asunto y de que "se facilitaba la firma del acuerdo para poder llevar a cabo el corredor navarro de alta velocidad en régimen de encomienda y poder financiarlo a través del Convenio Económico de Navarra, una cuestión que estaba permanentemente puesta en duda por el anterior ministro de Economía".

Salgado transmitió a Sanz la imposibilidad de aprobar de forma inmediata el documento porque requiere de la Intervención General del Estado y de otra serie de adecuaciones técnicas conforme a la ley presupuestaria. "Pero que el viernes, a través de un informe que llevaría el ministro de Fomento, se haría público el desbloqueo del asunto y por tanto el inicio de los trámites para que en pocos días, dentro del mes de mayo concretamente, se pudiese formalizar la firma", añadió Sanz.

Según manifestó, "la firma va a ser un hecho, podemos empezar los trámites por nuestra parte". "Esperamos contar con el documento definitivo que nos permita, una vez que ya fue informado por el Consejo de Navarra, remitirlo al Parlamento foral. En el caso del Gobierno central no necesita llevarlo a las Cortes Generales sino que bastaría con un acuerdo del Consejo de Ministros", precisó.

Preguntado por los términos en que se firmará el acuerdo, el jefe del Ejecutivo navarro señaló que no los conoce pero que "ojalá fuese lo establecido en el primer documento, que nos descontaríamos las cantidades trimestralmente". En cualquier caso, manifestó que "no tiene gran importancia porque normalmente las liquidaciones no se hacen de año a año ni tan siquiera trimestralmente; se van haciendo para determinar la aportación en plazos superiores al año".

Miguel Sanz manifestó que estará "satisfecho" cuando vea la primera zanja y "todavía más cuando vea algún metro de raíl puesto en ancho internacional lo que significará que el corredor navarro de alta velocidad para personas y mercancías es una realidad y un hecho imparable".

"Lo más importante en la obra pública es que exista un respaldo económico detrás, o bien a través de la Intervención General o bien a través de la ley de Presupuestos, donde se plasma una cantidad. En el momento en que se pone una cantidad es un hecho, es imparable", aseguró.

Sobre si tiene miedo a que se trate de nuevo de buenas palabras por parte del Gobierno central, Sanz señaló que "si tuviese miedo no estaría aquí". "No hay que tener miedo, hay que tener precaución a la hora de manifestarse con absoluta certeza porque las certezas están unidas a los hechos y todavía no tenemos el hecho", dijo, para señalar que quiere confiar y confía en que esta vez sea la buena. "Si no, no tendría sentido que me hubiera llamado la vicepresidenta y el ministro de Fomento que me llamó con posterioridad", opinó.