Seis preguntas sobre el Yak-42


¿Cuándo empezó todo?

La sentencia llega exactamente una semana antes de que se cumplan seis años del accidente. Concretamente, aquel 23 de mayo de 2003 62 militares españoles fallecieron después de que el avión en el que viajaban, un Yakolev 42-D, se estrellara. Regresaban a casa tras cumplir sus misiones en Afganistán y Kirguizistán. Junto a ellos fallecieron otros 13 tripulantes de otras nacionalidades.

¿Qué se decide?

Este martes 19 de mayo de 2009 se conocerá la sentencia del proceso DP 295/04 JCI 3, la investigación penal del caso del Yak-42. Dicho caso se refiere a las identificaciones erróneas de 30 de los 62 cuerpos de los militares que fallecieron en el accidente de avión de Turquía, la peor tragedia de nuestro Ejército en tiempos de paz. Se pretende demostrar, después de probarse que existió un delito de falsedad documental, tal como fijó el tribunal en noviembre de 2004, que las identificaciones fueron erróneas y que los mandos militares, pese a ser conscientes de ello, decidieron emprender el viaje de vuelta con precipitación para llegar a tiempo al funeral de Estado. Por todo ello, los acusados se enfrentan a penas de hasta cinco años de cárcel. La versión oficial, por contra, defiende que todo se debió únicamente a una mala praxis.

¿Por qué se investiga?

Porque, según se ha probado a lo largo de todo el proceso judicial, se realizó una identificación apresurada e incorrecta de los cadáveres, que fueron entregados a las familias sin haberse realizado autopsias reglamentarias (”autopsias light”, las denominaron durante el proceso). Según relataron mandos militares turcos, que comparecieron ante el tribunal a petición propia, tres horas antes de que se efectuara la repatriación de cadáveres quedaban treinta cuerpos sin identificar. El funeral de Estado, cuya fecha fijó el Ejecutivo que entonces presidía José María Aznar, fijó el funeral de Estado sólo cinco días después del accidente.

¿Cómo se ha llegado hasta aquí?

El proceso que lleva hasta esta sentencia ha sido un largo camino plagado de nombres, fechas, recursos y apelaciones, de los que estos son los principales:

  • 23 de mayo de 2003. Un Yakolev-42 D con 75 tripulantes, de los que 62 son militares españoles, se estrella en Turquía. Mueren todos.
  • 28 de mayo de 2003. Funeral de estado en el aeropuerto de Torrejón de Ardoz en honor a las víctimas.
  • 31 de octubre de 2003. Las familias presentan su primera denuncia, por omisión frente a una muerte, sin especificar contra quién.
  • 05 de marzo de 2004. Las familias presentan la denuncia definitiva: por prevaricación y falsedad documental contra los mandos militares.
  • 11 de noviembre de 2004. Se ordena proceder a la exhumación de los cuerpos para identificarlos correctamente.
  • 15 de noviembre de 2004. Los militares reconocen que no se realizaron autopsias reglamentarias.
  • 22 de noviembre de 2004. Comienzan las exhumaciones en diversos cementerios del país.
  • 09 de julio de 2005. Los familiares piden la comparecencia de Trillo y Ugarte.
  • 18 de enero de 2006. La Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional ordena, por tercera vez, que la magistrada Teresa Palacios investigue el caso. Ha rechazado hacerlo en cuatro ocasiones.
  • 31 de marzo de 2009. El tribunal rechaza citar a Trillo y a Ugarte.
  • 14 de abril de 2009. Comparecen, a petición propia, los forenses turcos, que confirman la tesis de los familiares contra los militares españoles.
  • 21 de abril de 2009. El caso queda visto para sentencia.
  • 19 de mayo de 2009. Se cita a los imputados para darles a conocer la sentencia.

¿Quiénes son los protagonistas?

Los magistrados encargados del caso son Javier Gómez Bermúdez (el mismo que dirigió el juicio por los atentados del 11-M), Manuela Fernández Prado y Nicolás Poveda Peñas. El fiscal del Estado es Fernando Burgos y Teresa Palacios es la magistrada de la Audiencia Nacional que rechazó investigar el caso hasta en cuatro ocasiones.

En el lado de los imputados, tres cargos militares: el general Vicente Carlos Navarro, el Comandante José Ramón Ramírez y el Capitán Miguel Ángel Sáez.

El caso tiene otros protagonistas que no figuran entre los acusados, pese a las peticiones de los familiares de las víctimas: Federico Trillo, ex ministro de Defensa, y el que era su ‘número tres’, Javier Jiménez Ugarte, entonces secretario general de Política de Defensa.

¿Dónde sucedió?

El accidente tuvo lugar muy cerca de Trebisonda (Trabzon, según su nombre turco), una provincia situada al noreste de Turquía, en la cuenca sur del Mar Negro, no muy lejos de la frontera con Georgia.