Sólo el 18,8% de los gallegos emplea el transporte público y el 18,6% de las viviendas tiene problemas de ruidos

En el 95,1% de las viviendas familiares depositan algún residuo en los puntos específicos de recogida

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 22 (EUROPA PRESS)

La gran mayoría de los gallegos emplea el transporte privado, o bien coche o bien motocicleta, para sus desplazamientos y sólo un 18,8 por ciento los realiza en transporte público, mientras que el 18,6 por ciento de las viviendas familiares reconocen que tienen problemas de ruido y es precisamente el tráfico terrestre, la causa más habitual.

Según el Encuesta Social 2008 elaborada por el Instituto Galego de Estatística (IGE), el 60 por ciento de los gallegos de 16 o más años de edad emplea el transporte privado en sus desplazamientos, mientras que el uso del transporte público en Galicia es casi tres puntos inferior a la media del Estado. Además, un 21,1 por ciento de personas emplea la bicicleta, va a pie o no se desplaza.

La mayor parte de las personas que emplea el transporte público reconoce que lo hace porque carece de vehículo propio, el 48,9 por ciento, mientras que un 33,3 por ciento de los usuarios de autobuses o trenes creen que es más cómodo o causa menos tensión que conducir. El 27,3 por ciento de usuarios de medios públicos de transporte no dispone de permiso de conducir.

Además, según el trabajo del IGE, la causa más frecuente de los problemas de ruidos que se han detectado en el 18,6 por ciento de las viviendas familiares es precisamente el tráfico terrestre (7,9 por ciento), seguido de los ruidos mecánicos (5,4 por ciento) y de los causados por los vecinos (5,3 por ciento), mientras que sólo el 3,2 por ciento de las viviendas presentan problemas de ruido originados por el ocio.

En cuanto a malos olores, el 18,7 por ciento de las viviendas familiares gallegas manifestaron haber sufrido este problema en su entorno habitual, en un 6,6 por ciento de los casos debido a las tuberías, y en un 5,2 por ciento originado por la proximidad de explotaciones agrarias.

HÁBITOS RESPETUOSOS CON EL MEDIO AMBIENTE

La Encuesta Social 2008 del IGE investiga la relación de los hogares con el medio ambiente y determinó que en el 93,6 por ciento de las viviendas gallegas, los miembros de la familia tienen hábitos para reducir el consumo de agua, tales como esperar a que estén llenos el lavavajillas o la lavadora, y el 50,9 por ciento de las viviendas cuenta con al menos un dispositivo para reducir el consumo de agua.

El ahorro energético está además muy implantado entre los gallegos, de forma que el 97,2 por ciento de las viviendas principales cuenta con algún tipo de aislamiento térmico como toldo, persiana o contraventana, y el 81,9 por ciento con algún tipo de luz de bajo consumo.

Asimismo, en el 95,1 por ciento de las viviendas familiares, los residentes depositan los residuos en los puntos específicos de recogida. Para los residuos cotidianos, este porcentaje se sitúa en el 79,3 por ciento.

Por tipo de residuos, en el 68,5 por ciento de las viviendas se depositan los orgánicos, el 58,6 por ciento recicla papel y cartón, el 60,9 por ciento vidrio y el 58,8 por ciento envases de diverso tipo como plástico o metal. Además, en el 69,9 por ciento de las viviendas sus miembros depositan los medicamentos en los puntos específicos de recogida y el 67,7 por ciento sigue este procedimiento con las pilas y las baterías pequeñas.

La conciencia ambiental ha avanzado hasta situarse en el 93,1 por ciento de la población mayor de 16 años de edad que asegura estar preocupada por el medio ambiente, mientras que el 35,4 por ciento detectó algún problema relacionado con el entorno.