Soria dice que reforma del Puerto de Tarfaya "será una realidad" y con ella la posibilidad de la línea con Fuerteventura

LAS PALMAS DE GRAN CANARIA, 30 (EUROPA PRESS)

El vicepresidente y consejero de Economía y Hacienda del Gobierno de Canarias, José Manuel Soria, ha afirmado hoy que la reforma del Puerto de Tarfaya, en Marruecos, "será una realidad" y con ella, la posibilidad de reanudar la línea marítima con Fuerteventura, según puso hoy de manifiesto tras mantener una reunión con el ministro de Finanzas del país africano.

De esta manera, Soria solicitó que dentro del acuerdo del Fondo de Ayuda al Desarrollo entre España y Marruecos, puedan ser incluidos los 30 millones de euros de la reforma del Puerto de Tarfaya, "que es necesario para poder reanudar la línea entre Fuerteventura y la ciudad marroquí, que debe convertirse en una auténtica autopista entre Canarias y Marruecos".

"Será buena para las dos partes --añadió--. He encontrado la mejor predisposición del ministro de Finanzas para que esos 30 millones sean incluidos dentro del presupuesto del año 2010, de tal forma que podremos decir que será una realidad la reforma de ese puerto y, por tanto, la posibilidad de tener nuevamente esa línea".

El también presidente del PP se reunión con el ministro de Agricultura y presidente de la región de Souss Massa Draa, Aziz Akknouch, con el que abordó cuestiones relativas tanto a lo que es su competencia en agricultura, como a su condición de presidente del Consejo de Gobierno de la región. "Hay una sociedad mixta de inversión entre Canarias y Marruecos que la preside el señor ministro de Agricultura, que se organizó con el fin de estudiar proyectos que fuera de interés recíproco para inversiones en Marruecos", dijo.

En ese sentido, Soria explicó que a lo largo de los dos últimos años han habido algunas dificultades en esta sociedad porque, de la parte de Marruecos, hubo empresas que inicialmente se habían comprometido y que finalmente decidieron no estar en la sociedad. Durante la reunión también se trató la reanudación de los trabajos que se habían iniciado porque, de otra manera, "no tendría sentido".