Taxistas barajan ir a los tribunales o movilizarse tras desestimarse sus alegaciones en el presupuesto de 2009

Inciden en la necesidad de presupuestar unos dos millones de euros para proceder al rescate de las licencias que restan

SEVILLA, 21 (EUROPA PRESS)

El sector de taxistas de Sevilla reaccionó hoy al rechazo por parte del Pleno del Ayuntamiento de sus alegaciones al presupuesto municipal de 2009 --se solicitaba presupuestación para proceder al rescate de licencias contemplado en el Plan de Modernización--, señalando que el gremio no descarta emprender acciones judiciales o llevar a cabo algún tipo de movilización por ello, según indicó a Europa Press el presidente de Unión Sevillana del Taxi, Fernando Morales.

Tras el Pleno, Morales indicó a los periodistas que los profesionales del sector no tienen "clara" la trascendencia jurídica de la decisión adoptada por el Consistorio, si bien expusieron su intención de analizar "fríamente" la decisión con su asesoría jurídica.

"Tomaremos medidas, bien en el plano administrativo, si aún queda la posibilidad de recursos, o bien comunicando a nuestros asociados en la próxima asamblea lo sucedido, tomando conclusiones y actuando en consecuencia", señaló el presidente de Unión Sevillana del Taxi.

Morales matizó las declaraciones de la edil de Hacienda, la socialista Nieves Hernández, que expuso en sesión plenaria que no se solicitó en 2007 por parte de ningún titular el rescate de licencia. "La ejecución en el tiempo se alargó, con lo que los trabajadores se jubilan y se desvinculan totalmente de su negocio", dijo, exponiendo que "no se presentaron por los antecedentes de 2006, pues tardaron casi un año, de hecho en 2008 se presentaron ocho y hubo que retirar una porque el tiempo de ejecución fue eterno y ese hombre tenía que jubilarse".

Con 39 peticiones en el presente año, el líder de Unión Sevillana del Taxi insistió en la necesidad de presupuestar unos dos millones de euros, aproximadamente, para cumplir el 100 por cien del Plan de Modernización, que finaliza en octubre de este ejercicio. "Hasta la fecha se han retirado 20 licencias", especificó.

Por todo ello, Morales expresó su deseo de que Movilidad o Hacienda contacte con el sector para "ofrecer soluciones", ya que en el Pleno de hoy "se ha caído en una demagogia política, que ni nos va ni nos viene, porque lo único que nos preocupa son los asuntos del sector, las subvenciones a asalariados, los nuevos equipos de seguridad y el cumplimiento del plan".

Por lo demás, expuso que el taxi está viviendo una etapa de crisis que se ha saldado con una bajada del 40 por ciento de los ingresos, dentro de una "caída libre" que comenzó, aproximadamente, en noviembre de 2007.