Thomas Pogge dice que no es correcto considerar la crisis una variable independiente sin responsabilidad individual

VALENCIA, 05 (EUROPA PRESS)

El filósofo alemán Thomas Pogge aseguró hoy en Valencia que "no es correcto" tratar la actual crisis económica como "una variable independiente sin considerar nuestra responsabilidad individual", a pesar de que los economistas prefieren atribuir la situación al mal funcionamiento financiero en Estados Unidos.

El prestigioso pensador, autor de obras como 'La pobreza en el mundo y los derechos humanos. Responsabilidades cosmopolitas y reformas', realizó estas manifestaciones hoy en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP) de Valencia, donde imparte hasta el 8 de mayo un curso magistral.

En su intervención, Pogge apostó por reflexionar sobre la responsabilidad individual de cada uno en la situación económica y señaló que esta consideración también es aplicable a otras cuestiones de actualidad, como la degradación del medio ambiente. "Se puede decir que el gran número de vehículos en circulación en Estados Unidos se debe a que la gasolina es barata, pero, incluso aunque fuera gratis, cada conductor debe plantearse el daño que provoca usando el coche", argumentó.

El autor agregó que desde la II Guerra Mundial, el sistema internacional se ha vuelto "mucho más complejo e interconectado". Así, dijo, se ha multiplicado el número de actores que intervienen en la escena mundial, como los grandes organismo y agencias (ONU, OTAN, UE, etc) y ONG, que tienen tan sólo unas décadas de existencia, pero se han multiplicado.

En este sentido, apuntó que ahora hay decenas de miles ONG internacionales con gran presupuesto, como la Fundación Bill Gates y, a veces, "son más poderosas que muchos estados". Asimismo, existen grandes corporaciones y empresas internacionales y las más importantes son casi más grandes que todos los estados juntos a efectos de beneficios económicos, por lo que sus decisiones tienen mayores consecuencias que las de los propios estados. Según Pogge, esa complejidad también se refleja en el terreno legislativo, puesto que a las normativas estatales se añaden las normativas supranacionales. Tan sólo la Organización Mundial del Comercio tiene de 50.000 a 60.000 páginas de normativa, que exige que los estados miembros adapten sus legislaciones, puntualizó.

El curso fue presentado por el actual director general de Política Científica y ex director de la UIMP Valencia, Vicente Bellver, quien destacó de Pogge su "compromiso social y su gran preocupación por comprender el mundo contemporáneo en una época en la que el nihilismo es la nota predominante".

Bellver aludió al último trabajo de Thomas Pogge, 'Haciendo medicinas accesibles para todos' y comentó que "no es fácil encontrar intelectuales que asuman un compromiso social" como lo hace él, al traspasar el plano teórico y lanzar propuestas prácticas para ayudar a construir un mundo mejor.

Pogge, doctorado por la Universidad de Harvard con una tesis sobre John Rawls, es profesor de Filosofía y Relaciones Internacionales en la Universidad de Yale, además de director de Investigación del Centro para el Estudio de la Mente de la Universidad de Oslo. Sus libros y artículos se han convertido en un referente mundial a la hora de hablar de justicia global y pobreza, sobre todo en los debates que se han generado a raíz de la actual crisis económica internacional y que cuestionan las bondades del capitalismo.