Trabajadores de El Caserío en Menorca se muestran "satisfechos" por el acuerdo con Nueva Rumasa

PALMA DE MALLORCA, 11 (EUROPA PRESS)

El Comité de Empresa de El Caserío consideró hoy que la lucha mantenida desde el pasado mes de diciembre "ha merecido la pena", ya que la que la compra de la empresa por parte de Nueva Rumasa supone que la fábrica de Mahón no cerrará, finalmente, sus puertas.

Mediante comunicado, la delegada sindical de la Federación Agroalimentaria de CCOO en El Caserío, Margot Sastre, informó de que los trabajadores están ahora "a la espera" que Nueva Rumasa les informe, en las próximas horas, de todos los detalles del plan de negocio y de la operación, que se hará efectiva el próximo día uno de julio y que incluye las marcas Santé, Tranchettes y Quesilete, pero no los tradicionales quesitos El Caserío.

De esta forma, la familia Ruiz Mateos se compromete a que la fábrica siga produciendo El Caserío para Kraft Foods hasta el 31 de diciembre. No obstante, a partir de 2010 está previsto que la producción continúe durante tres años más, pero no se garantiza que el 100% de la producción se fabrique en Maó.