Tremosa (CiU) propone reducir del 7 al 4% el IVA de las residencias para mayores

BARCELONA, 26 (EUROPA PRESS)

El candidato de CiU a las elecciones europeas, Ramon Tremosa, propuso hoy reducir el IVA de algunos servicios sociales, como las residencias para la tercera edad, para las que pidió una bajada del 7 al 4 por ciento.

En un acto titulado 'Al servicio de las personas, por la Europa social' y ante unas 200 personas en el auditorio de la ONCE, Tremosa argumentó que no puede ser que se pague el mismo tipo de IVA en un hotel que en una residencia. "Si el PSOE desde Madrid no nos lo quiere dar, lo intentaremos impulsar en el Parlamento Europeo", señaló.

Además, reclamó que los programas europeos que luchan contra la pobreza sean más ambiciosos e intensos en tiempos de crisis, y luchar contra el analfabetismo tecnológico, para que la tercera edad no quede excluida.

También propuso impulsar política de envejecimiento activo, y puso como ejemplo que a los profesores de universidad se les da la posibilidad a los 65 años de jubilarse o de continuar unos años más.

Tremosa estuvo arropado por el portavoz de CiU en el Congreso, Josep Antoni Duran, que lanzó severas críticas contra las políticas sociales del PSOE, por lo que apostó por "menos España y más Europa" en este ámbito.

Se refirió a la Ley de Dependencia, "el gran fraude de la política social socialista y del tripartito", una normativa que definió como una "burla y un escarnio a las personas con más necesidades de la sociedad". Y es que para Duran, lo peor que se puede hacer es levantar "por demagogia política" unas expectativas y después no cumplirlas.

El también secretario general de CiU alegó que el PSOE "no es de fiar, y menos en políticas sociales", de manera que rechazó transferir a Europa el modelo social de España y de los socialistas.

Duran consideró una "vergüenza" la política familiar del Gobierno, destinando un 0,7 por ciento del PIB, una tercera parte de la media europea, una quinta parte de los recursos que invierten Austria, Suecia y Finlandia, y una sexta parte de lo que gasta Dinamarca y Luxemburgo.

También intervino en el acto el presidente de CiU, Artur Mas, que elogió el trabajo de la sociedad organizada en el desarrollo del Estado del Bienestar, y criticó que haya "demasiados tics" por parte de algunos partidos que pretenden imponer unas determinadas políticas desde la administración.

Argumentó que en Europa, gobiernos de izquierdas y derechas confían en la sociedad y colaboran con ella, pero en Catalunya, algunos partidos están "anclados en servitudes del pasado, cuando se creía que todo lo tenía que hacer la administración".

Mas pidió que el Govern dirija a la sociedad, pero no que la domine, que es la sensación que se está dando últimamente desde el tripartito, opinó. También pidió a los socios del Ejecutivo catalán que prediquen menos y trabajen más en políticas sociales.

El líder de CiU dijo añorar aquellos tiempos en los que Catalunya era modelo para Europa y no sólo tenía que ir a la Eurocámara a aprender, sino que otros países se fijaban en ella.