Tres años de prisión para el general Navarro por falsear las identificaciones del Yak-42


La Audiencia Nacional ha condenado hoy a tres años de prisión al general Vicente Navarro y a un año y medio de cárcel al comandante José Ramírez y al capitán Miguel Sáez por las identificaciones erróneas de 30 de los 62 cadáveres de los militares españoles fallecidos en el accidente del Yak-42.

Así lo han informado fuentes jurídicas, que han señalado que el tribunal presidido por el magistrado Javier Gómez Bermúdez ha considerado a Navarro autor de un delito de falsedad en documento oficial cometido por funcionarios públicos y le ha impuesto una pena de dos años de inhabilitación, mientras que los otros dos acusados han sido condenados en calidad de cómplices del primero.

“Voluntad de faltar a la verdad”

El tribunal en su sentencia ha llegado a la “convicción” de que Navarro “actuó con conocimiento y voluntad de faltar a la verdad”, por lo que “actuó dolosamente”, ya que sabía que no tenía 30 cuerpos identificados y decidió “falsear la verdad”.

Navarro ha sido también condenado a seis meses de multa (1.800 euros), mientras que Ramírez y Sáez tendrán que hacer frente cada uno a una multa de tres meses (900 euros).

No irá a la cárcel

A pesar de que la pena a la que ha sido condenado Navarro supondría su ingreso en prisión, éste no irá a la cárcel por ser una pena menor de cinco años que no se ejecuta hasta que adquiera firmeza y con toda probabilidad la defensa del general la recurrirá ante el Tribunal Supremo.

Según uno de los abogados de la acusación, Leopoldo Gay, la Audiencia “ha dado respuesta” a los anhelos que perseguían las familias desde hace seis años. Sobre un posible recurso ante el Supremo, el letrado ha dicho que adoptará una decisión al respecto cuando hable con los familiares después de leer la sentencia y hacer una reflexión tras la cual, ha añadido, las familias van a tener que descansar y “llorar en silencio esta sentencia”

Trillo no asume responsabilidades

El ex ministro de Defensa Federico Trillo ha mostrado este martes su respeto a la sentencia, aunque ha dicho que no la comparte, y ha insistido en que en todo momento los mandos militares actuaron “de buena fe”.

Trillo se ha expresado así en una comparecencia sin preguntas ante los periodistas en la sede nacional del Partido Popular, tras hacerse pública la sentencia.

“No cierra las heridas”

Por su parte, los familiares de los militares fallecidos en el accidente del Yak-42 han afirmado hoy que la sentencia de la Audiencia Nacional “no cierra las heridas y ni resarce del dolor” sufrido en los últimos 6 años, y “sólo falta determinar los responsables políticos” del asunto, en alusión a Federico Trillo.

Minutos después de que el juez diera a conocer la sentencia, el presidente de la Asociación de familiares de víctimas del YAK, Miguel Angel Sencianes, ha declarado que “no queda mucho para llegar a la verdad y no es remoto constatar que Trillo ordenó tapar este asunto, lo que le convierte en encubridor”.

Para Abilio, padre del sargento fallecido Sergio López, ha calificado la sentencia de “suave” y ha señalado que se tenían que haber sentado en el banquillo Federico Trillo y José María Aznar.

Este juicio ha demostrado que durante seis años se ha sufrido un proceso de “mentira, ocultación y prepotencia” por parte de los implicados contra las familias de los militares fallecidos.

Ha instado a los culpables a pedir perdón a las 60 familias destrozadas de los militares que muertos.

Los cerca de medio centenar de familiares que se han concentrado en las puertas de la Audiencia han coincidido en destacar que la Audiencia ha admitido la condena por delito y han señalado que ahora toca reflexionar y “llorar en silencio”.