Tres comunidades se reunirán en junio para avanzar en el traspaso de Picos de Europa

  • Madrid, 19 may (EFE).- Asturias, Cantabria y Castilla y León celebrarán el próximo 1 de junio una reunión técnica para redactar los estatutos del consorcio que constituirán las tres comunidades autónomas para gestionar el Parque Nacional de Picos de Europa.

Tres comunidades se reunirán en junio para avanzar en el traspaso de Picos de Europa

Tres comunidades se reunirán en junio para avanzar en el traspaso de Picos de Europa

Madrid, 19 may (EFE).- Asturias, Cantabria y Castilla y León celebrarán el próximo 1 de junio una reunión técnica para redactar los estatutos del consorcio que constituirán las tres comunidades autónomas para gestionar el Parque Nacional de Picos de Europa.

Así lo han acordado en la Comisión Mixta de Picos de Europa, que ha estado presidida por el secretario de Estado de Medio Rural y Agua, Josep Puxeu, y a la que han asistido los consejeros de Medio Ambiente de Asturias, Cantabria y Castilla y León.

Puxeu ha explicado que, en función de los avances que se produzcan, se reunirá la ponencia técnica para proceder a la transferencia de Picos de Europa, con los Ministerios de Administraciones Públicas y de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino, una vez que se alcance un acuerdo, "siempre manteniendo los criterios de unidad de gestión e integridad del primer parque nacional de España".

La transferencia está pendiente de la consecución de "un acuerdo de gestión", según el secretario de Estado, quien ha precisado que el Estado y las comunidades autónomas están de acuerdo en respetar el mandato constitucional en cuanto a las competencias de cada Administración.

Puxeu ha señalado que el esfuerzo de las Administraciones central y autonómica se centra en conseguir la unidad de gestión y la defensa patrimonial de este espacio único, cuestiones que llevan su tiempo.

"No hay ninguna falta de voluntad", ha asegurado el secretario de Estado, quien ha subrayado que la transferencia se hará efectiva en cuanto haya un acuerdo, "de forma inmediata", y ha reconocido que "hay problemas que no son de carácter económico, sino que están relacionados con el criterio de la gestión única", sobre los que tendrán que debatir las comunidades autónomas.