Truan llama a la "tranquilidad" y dice que el sistema está "preparado" y tiene "capacidad" para actuar

En Cantabria no hay de momento ningún caso sospechoso, pero los protocolos de actuación están ya en marcha

SANTANDER, 27 (EUROPA PRESS)

El consejero de Sanidad del Gobierno cántabro, Luis Truan, lanzó hoy un mensaje de "tranquilidad" respecto a la gripe porcina y destacó que, aunque de momento en la región no hay ningún caso sospechoso, ya están activados los protocolos de actuación y el sistema sanitario está "alerta, vigilante y preparado" y tiene "capacidad" para detectar el problema si surgiera y para darle respuesta.

Así lo dijo en una rueda de prensa que ofreció acompañado del director general de Salud Pública, Santiago Rodríguez, con el fin principal de informar a la población y transmitir un mensaje de tranquilidad ante una situación para la cual, insistió, el sistema está "preparado".

Hasta el momento lo que se ha hecho ha sido alertar al Servicio Cántabro de Salud (SCS), a todas las gerencias y a los centros sanitarios para detectar la enfermedad en el supuesto de que apareciera algún caso sospechoso.

Y al mismo tiempo, a todas aquellas personas que presenten síntomas respiratorios o catarrales y hayan estado en México en los últimos diez días --el periodo de incubación de la enfermedad--, se les aconseja que se pongan en contacto con el sistema sanitario para que se tomen las muestras oportunas y se adopten las medidas preventivas pertinentes.

También pueden dirigirse a sus centros de salud todas las personas que tengan alguna duda y, además, la Consejería está ultimando información sobre la enfermedad para colgarla en su página web, 'www.saludcantabria.org'.

El consejero explicó que tras el aviso de la Organización Mundial de la Salud (OMS), que el pasado viernes alertó de la existencia de varios casos de gripe porcina en México, en España el sábado se puso en marcha un dispositivo de atención coordinado desde el Ministerio de Sanidad y en Cantabria está ya activado el protocolo de actuación.

Así, se ha alertado de la situación al SCS, las distintas gerencias y sus centros para que estén vigilantes ante la posible aparición de algún caso sospechoso. Por ello, si acuden a los centros sanitarios personas con síntomas de enfermedad respiratoria se les preguntará si han estado en México en los últimos días para, en su caso, adoptar todas las medidas preventivas necesarias.

LA MAYORÍA, CASOS LEVES

Según comentó Truan, hasta el momento en Cantabria no hay ningún casos sospechoso y los detectados en España --por ahora no confirmados y pendientes de los resultados de las muestras-- afectan en general a adultos jóvenes y son leves.

Además, subrayó que en España estamos "preparados" para afrontar la situación, entre otras cosas, porque se cuenta con los mecanismos que se diseñaron con motivo de la amenaza de la gripe aviar, unos mecanismos que nos sirven ahora. El sistema, agregó, está "avisado y vigilante".

El director general de Salud Pública, por su parte, reconoció que es posible que en España aparezcan más casos sospechosos, porque son muchas las personas que viajan a México y también numerosas las que pueden tener una gripe, pero cree que no todos los casos se confirmarán. No obstante, mientras se conocen los resultados de las muestras --que tardan unas 48 horas--, todos los casos sospechosos deben permanecer en observación y aislados.

Preguntado por la gravedad de la enfermedad, explicó que "en su mayoría" son casos leves pero admitió que todavía hay un "matiz" que no se conoce, que permita explicar la mortalidad asociada a la enfermedad en México y conocer si todos estos casos están vinculados a la enfermedad o ha intervenido algún otro factor.

VIAJES A MÉXICO

Respecto a las recomendaciones para quienes tengan planeado viajar a México, el consejero y el director general recordaron que de momento la OMS no ha acordado ninguna restricción, pero se mostraron partidarios de evitar los viajes cuando sean por ocio. El propio Gobierno español recomienda que no se viaje a dicho país salvo caso de necesidad, un recomendación que desde la Consejería cántabra no creen alarmista.

"En todos los casos, cuando hay una sensación de peligro, lo recomendable es no ir al foco del peligro. Si no es necesario, es mejor no ir", apostilló Truan, quien insistió en que "no parece el mejor momento" para ir de vacaciones a un lugar con un problema como éste, lo mismo que no se iría, por ejemplo, ante condiciones meteorológicas que también lo desaconsejaran.

En todo caso, para los que se desplacen a México, como no hay vacuna, lo que se aconseja es evitar lugares donde haya mucha gente, protegerse con una mascarilla y, en general, las medidas preventivas propias ante enfermedades de carácter respiratorio.