UGT y CIG denuncian que el ERE de Mecanizados Rodríguez no garantiza el futuro de la empresa

La dirección de la compañía ourensana quiere prescindir de 57 de sus 128 trabajadores, el 40% de la plantilla

OURENSE, 7 (EUROPA PRESS)

Los responsables de los sindicatos CIG y UGT en la provincia de Ourense advirtieron hoy a la Xunta de Galicia que la empresa Mecanizados Rodríguez, con sede social en el polígono industrial de San Cibrao das Viñas, no tiene un "futuro viable asegurado" si acepta el expediente de regulación de empleo (ERE) para 57 de los 128 trabajadores con los que cuenta la plantilla.

El secretario comarcal de la CIG, Etelvino Blanco, y el representante de UGT, Xavier Carreira, junto a trabajadores de la empresa comparecieron esta mañana en la sede de la CIG de la ciudad de Ourense para explicar la situación por la que atraviesa la empresa.

En sus intervenciones, los responsables de los sindicatos manifestaron que la dirección de empresa y los representantes de los trabajadores llegaron al final de la negociación sin un "acuerdo" y ahora será la Consellería de Traballo la que decida sobre el proceso abierto.

Inspección de Traballo remitirá un informe al área de dicho departamento que corresponda, mientras que la CIG y UGT perfilan un contrainforme con las "razones" por las que no deben ser despedidos los 57 trabajadores, según señalaron sus representantes.

Blanco, manifestó estar "muy preocupado" por la situación de la empresa, puntera en el sector industrial de la provincia de Ourense. Ante este panorama, afirmó que la aprobación del ERE supondrá una "medida drástica" para los 57 trabajadores y se "pondrá en entredicho" el futuro de Mecanizados Rodríguez.

REUNIÓN CON EL DELEGADO EN OURENSE

Explicó, además, que los representantes de los trabajadores comunicaron ayer a los trabajadores en asamblea que habían llegado al fin de la negociación sin acuerdo y que ya han solicitado una reunión con el nuevo delegado provincial de la Xunta de Galicia, Rogelio Martínez, para "exponerle la situación".

El responsable de la CIG en Ourense manifestó que espera que la el Ejecutivo gallego, a la hora de tomar una decisión final, recuerde que hay "muchas familias pendientes da empresa" y mostró su rechazo a que se ejecuten "decisiones alegres basándose en partidismos y amiguismos" porque sería un "insulto" a los trabajadores.

En la misma línea se pronunció el representante de UGT, Xavier Carreira, quien aludió a la esperanza de que "non sea efectivo el amiguismo y partidismo" hacia la empresa "porque la gerente da empresa, Inmaculada Rodríguez, fue la vicepresidenta primera del Parlamento de Galicia en el color político que está hoy en la Xunta".