Un 10,2% menos de madrileños viajarán esta Semana Santa y el 91% de los que lo harán se quedarán en España

El 27,2 por ciento de los que se quedarán en casa estas fiestas lo harán por motivos económicos

MADRID, 9 (EUROPA PRESS)

El 60,4 por ciento de los madrileños no irá a ninguna parte durante estas vacaciones de Semana Santa, un 10,2 por ciento más que el año pasado, y de los que sí lo harán, el 91 por ciento se quedarán en España, visitando bien otros municipios de la Comunidad de Madrid u otros lugares de la geografía nacional.

Así se desprende del Barómetro de Consumo número 15 del Ayuntamiento de Madrid, que presentó la semana pasada el delegado de Economía y Empleo, Miguel Ángel Villanueva, que señaló que entre los ciudadanos que tomarán unos días de descanso fuera de su domicilio habitual, el 13,4 por ciento se quedará en la región, el 77,6 por ciento viajará dentro de España y tan sólo el 7,4 por ciento franqueará las fronteras.

Además, de este 30,6 por ciento de población que cogerá vacaciones, el 37,3 por ciento visitará a familiares, el 29,1 por ciento irá al campo o al medio rural, el 29,1 por ciento escogerá turismo de sol y playa, y el 7,6 por ciento elegirá destinos culturales.

En cuanto a las pernoctaciones, un 42,8 por ciento de los madrileños dormirá en casas de familiares y amigos frente a un 34,6 por ciento que irá a segundas viviendas. Los hoteles (16,5 por ciento) y los apartamentos o casas de alquiler (1,5 por ciento) quedan mucho más rezagados en las opciones de los madrileños.

En relación a la duración de los viajes, el 53,5 por ciento saldrá una semana, frente al 32,1 por ciento que tan sólo viajará los días que son estrictamente festivos (de jueves a domingo) o menos. Sólo un 14,4 por ciento de quienes se marchan cogerán más días de vacaciones para estas fiestas, la mayoría de ellos porque sale al extranjero (26,9 por ciento de los casos).

A la hora de organizar las vacaciones, prima la organización de por cuenta propia (79,2 por ciento), con Internet como herramienta predominante en este sentido (11 por ciento, +2,7 por ciento respecto a 2006). Dentro de los viajes al extranjero, este dato llega al 61,5 por ciento de los casos, mientras que las agencias de viajes, que hace dos años eran empleadas el 8,1 por ciento de las veces, ahora queda en un residual 4,6 por ciento de los turistas.

Los gastos tenderán a ser reducidos en un 30,6 por ciento de los casos, especialmente a través de la disminución de gastos diarios (78 por ciento). Además, se buscará ahorrar en la elección del destino (32 por ciento), en la duración de la estancia (36 por ciento), en el tipo de alojamiento (36 por ciento) y en el modo de transporte (24 por ciento).

Por su parte, el 61,5 por ciento de los viajeros gastarán lo mismo que en otras ocasiones, y un 3,4 por ciento asegura que tiene previsto gastar más que en ocasiones anteriores.

QUEDARSE EN MADRID

Con respecto al 60,4 por ciento de ciudadanos de la capital que se quedarán en casa, el 17,5 por ciento recibirá visitas de amigos o familiares, siendo el 7,1 por ciento procedentes de otras comunidades autónomas o países.

Entre los motivos alegados para no viajar, destaca que el 27,2 por ciento no tiene dinero para hacerlo, el 7,7 por ciento carece de tiempo libre y el 13,1 por ciento no lo ha preparado. Además, un 36,6 por ciento de los madrileños no suele hacer viajes en estas fechas.

Este dato indica que los hábitos de los hogares de la ciudad no han variado de manera sustancial, ya que el 92,2 por ciento de quienes siempre viajan en Semana Santa también lo harán este año, y el 96,3 por ciento de quienes nunca salen tampoco lo harán en esta ocasión. Entre el grupo de personas que viajan unas veces y otras no, el 62 por ciento se quedará en casa, bien por razones económicas (34,7 por ciento), por no haberlo preparado (22,4 por ciento) o por no tener tiempo (18,4 por ciento).

Esta edición del Barómetro ha cambiado su metodología, pasando de centrarse en los datos aportados por ciudadanos elegidos de forma aleatoria, a seleccionar un panel estable de hogares a los que se preguntará de forma periódica por estos asuntos.

Además, "se ha ampliado el diseño y el alcance de las preguntas, haciendo hincapié en el gasto", explicó Villanueva, apuntando que en total se ha interrogado a 1.150 hogares madrileños.