Un año y diez meses de prisión para un constructor que no declaró el IVA por un importe de 440.000 euros

SANTANDER, 29 (EUROPA PRESS)

La Sección Primera de la Audiencia Provincial de Cantabria ha impuesto una pena de un año y diez meses de prisión a J.B.G., un constructor que no declaró en la liquidación del Impuesto de Actividades Económicas (IAE) de 2002 el valor del IVA, que ascendió en ese ejercicio a un total de 440.637 euros.

Según relata la sentencia hecha pública hoy, en 2003 el acusado fue requerido por la Delegación en Cantabria de la Agencia Tributaria porque había sido incluido en un programa de inspección para una comprobación parcial por el IVA del ejercicio 2002.

En la inspección se comprobó que el condenado no había declarado todo el IVA, y además había aplicado un gravamen que era más de la mitad del que se aplica a las viviendas en construcción.

En 1998 J.B.G., que ejerce como persona física la actividad de la construcción, adquirió junto a su esposa para la sociedad de gananciales una finca en Muriedas sobre la que proyecto construir una urbanización de 24 chalés.

El acusado realizó la compraventa, figurando él y su esposa como vendedores, en una operación en la no documentó contablemente parte de las intervenciones ni emitió las facturas.

Esta pena eleva la de una sentencia inicial del Juzgado de lo Penal número 1 de Santander, que dejaba la prisión en un año y tres meses. También le impone una multa y la responsabilidad civil, cada uno por el importe de la cantidad defraudado.