Un centenar de jóvenes protestan por la prohibición del sexo en la playas de Tossa de Mar (Girona)

BARCELONA, 31 (EUROPA PRESS)

Unos 150 jóvenes se concentraron anoche en la playa de Tossa de Mar (Girona) para protestar por la ordenanza municipal que prohíbe practicar el sexo en las playas y espacios públicos, con sanciones que van de los 600 a los 1.800 euros.

La concentración, bajo el lema 'El Ayuntamiento dice no al sexo. Digamos nosotros sí', fue convocada a través de un grupo creado en la red virtual Facebook llamado "Sí al sexo en la playa de Tossa de Mar' y que ha recibido el apoyo de unos 900 internautas.

El administrador del grupo, Alfonso Sánchez, lamentó que el ayuntamiento no tuviese en cuenta a los jóvenes a la hora de aplicar normativas y organizar actividades. "No miran por nosotros, sólo miran por los de la tercera edad", dijo

Sánchez denunció que el Ayuntamiento se ha negado hasta ahora a reunirse con los jóvenes para dialogar y lamentó que tampoco esté previsto hacerlo.

Además de la prohibición del sexo en los espacios públicos, la normativa municipal también prohibirá las fiestas de solteros ruidosas, hacer masajes, tirar las cartas y consumir bebidas alcohólicas y drogas en la vía pública.