Un estudio alerta de que los medios tecnológicos no protegen a los menores ante el uso de la telefonía móvil

VALENCIA, 18 (EUROPA PRESS)

Los medios tecnológicos actuales no son suficientes para proteger a los menores de edad, especialmente a los menores de 14 años, ante el uso de los teléfonos móviles, según se refleja en un estudio realizado por un equipo de investigadores de la Universidad Politécnica de Valencia (UPV) y coordinado por María de Miguel que analiza los problemas legales y éticos que supone para las empresas el uso que los menores hacen del teléfono móvil.

El uso del teléfono móvil por parte de jóvenes menores de edad ha ido creciendo exponencialmente y la Unión Europea ha ido impulsando la autorregulación del sector como complemento a la legislación. No obstante, la coordinadora del informe añadió que este servicio "no está libre de riesgos".

Por ello, el trabajo de los investigadores de la UPV no se centra en el comportamiento de los menores o de sus padres ante este fenómeno, puesto que, en este campo "ya hay estudios muy importantes y rigurosos tanto en España como en otros países", explicó De Miguel, sino que se detiene en el comportamiento de las empresas para contrastar su visión del problema con el de las instituciones y asociaciones que intentan proteger a los menores en este campo.

El estudio señala que la responsabilidad de los padres se presupone "absoluta" y, sin embargo, "no todas las empresas entienden que también son responsables en la protección de los menores". En este punto, el estudio advierte de "la necesidad de seguir trabajando en una responsabilidad compartida entre todos los grupos de interés porque a veces las instituciones tampoco son muy empáticas con las empresas, lo que no soluciona los problemas reales". Además, se añade que los padres "no reciben suficiente información sobre las medidas o educación que deben dar a sus hijos en el campo de las TICs".

En este sentido, los investigadores concluyen que la regulación debe complementarse con la autorregulación de las empresas y con la educación por parte de las instituciones. Al respecto, la coordinadora consideró que en el ámbito de Internet "se ha avanzado bastante pero la telefonía móvil parece menos estudiada cuando, sin embargo, hay más menores que poseen un teléfono móvil que acceso a Internet en su hogar, y el teléfono móvil acompaña a la persona en prácticamente todo momento", recordó.

Las cuatro grandes operadoras de telefonía móvil han llegado a acuerdos de autorregulación para la protección de los menores de edad a nivel europeo y estatal que deberían extenderse a las recientes operadoras móviles virtuales y a las empresas de servicios móviles. El estudio de investigación 'M-Menor: la Protección de Menor de Edad Ante los Servicios de la Sociedad de la Información por Telefonía Móvil' ha sido financiado por la Conselleria de Educación, según las mismas fuentes.