Un grafitero de Huesca pagará 3.000 euros y trabajará una semana para la comunidad por hacer pintadas en la vía pública

HUESCA, 29 (EUROPA PRESS)

Un grafitero de la ciudad de Huesca deberá pagar 3.000 euros de indemnización y trabajará siete días en beneficio de la comunidad por causar "daños" en propiedades particulares y sedes oficiales, según señala la sentencia de un Juzgado de la capital oscense.

Su 'tag' es 'SERI' y, según dicta la sentencia, hizo pintadas en la Escuela de Hostelería y Turismo 'San Lorenzo' de Huesca, el Instituto de Educación Secundaria (IES) 'Ramón y Cajal', y el Centro de Salud Pirineos de la capital oscense.

En una nota, el Ayuntamiento de Huesca recuerda que la Policía Local trabaja desde hace más de un año para identificar a los autores de los graffitis, pintadas y 'tags' que se realizan en la ciudad. Hasta el momento, la Policía Local ha identificado a 27 supuestos autores de firmas y pintadas.

El consistorio oscense recuerda que la Ordenanza Cívica, de próxima puesta en marcha, sanciona la realización de graffitis en la vía pública.