Un hombre acepta tres años de cárcel por dañar una quincena de coches y herir a uno de los propietarios

VALENCIA, 12 (EUROPA PRESS)

Un hombre aceptó hoy en la sección quinta de la Audiencia Provincial de Valencia una pena de tres años de cárcel por dañar una quincena de vehículos estacionados a la altura de las calles Submarino y Rompehielos, y por herir a uno de los propietarios que le recriminó su actitud, a quien mordió su oreja izquierda.

Inicialmente, el ministerio fiscal pedía para el acusado una pena de cinco años y tres meses de cárcel, y que pagara una multa de 24 meses con una cuota diaria de 10 euros por un delito de lesiones y otro de daños, aunque finalmente llegó a un acuerdo con la defensa por el que cumplirá tres años de prisión.

Los hechos tuvieron lugar, según la calificación provisional del fiscal, sobre las 23.00 horas del día 17 de diciembre de 2008, cuando el hombre comenzó a golpear y romper varios vehículos --turismos y furgonetas-- estacionados entre las calles Submarino y Rompehielos de la ciudad. A la mayoría de ellos les fracturó uno de los espejos retrovisores, mientras que a algún otro también le hizo rayas y hendiduras.

En un momento determinado, el marido de una de las propietarias de un vehículo dañado le recriminó su actitud, y éste le dio una patada en la pierna y luego un cabezazo en la boca, lo que le hizo desequilibrarse y caer al suelo. Una vez allí, le dio un mordisco en su oreja izquierda.

Como consecuencia de la agresión, la víctima sufrió la amputación del lóbulo del pabellón auditivo izquierdo, y una herida contusa en la mucosa labial interna superior. Estas lesiones, por las que tardó 28 días en curar, precisaron un tratamiento médico y quirúrgico. Como secuelas, al hombre le ha quedado una deformidad en la oreja, sin repercusión funcional pero sí visible.