Una mallorquina en México declara la imposibilidad de contactar con la Embajada y critica la falta de información

PALMA DE MALLORCA, 27 (EUROPA PRESS)

Irene Salas, palmesana de 22 años que reside en México desde mediados de enero, gracias una beca de la Universidad Autónoma de Barcelona, declaró hoy la imposibilidad de contactar con la Embajada Española y criticó la falta de información del Gobierno mexicano, respecto al brote de gripe porcina, que se ha saldado ya con la muerte de 149 personas en el país centroamericano.

En declaraciones a Europa Press, Salas, que se encuentra en la ciudad de Catemaco, al sur de Veracruz (sur de México) admitió que tiene "miedo" y que si la situación no mejora, desearía poder regresar a Mallorca, debido a que existe una "inseguridad" en la zona, teniendo en cuenta, según señaló, que las autoridades mexicanas no están informando con claridad sobre dónde surgen los casos de gripe porcina y a cuántas personas está afectando.

Sin embargo, indicó que a pesar de que ha estado llamando durante todo el día a la Embajada Española en México, no ha podido contactar con nadie que le informe si es cierto el rumor de que el Ejecutivo mexicano se está planteando cerrar todos los aeropuertos del país para evitar una propagación mundial del virus.

Así, Salas apuntó que ya que las autoridades mexicanas no están informando a la población sobre lo que está ocurriendo, que, al menos, "la Embajada conteste al teléfono", ya que, según resaltó, en la zona en la que se encuentra ya se han agotado incluso las mascarillas en las farmacias, por lo que se ha visto obligada a acudir a un centro de salud donde sólo le han dado una, que únicamente, tiene utilidad para dos horas.

La joven, que estudia cuarto curso de Bellas Artes en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), se encuentra actualmente en Catemaco (Veracruz), donde ha ido a enseñar el documental que realizó hace un año sobre la labor que lleva a cabo la comunidad rural denominada 'Mujeres gestoras de desarrollo', que se trata de un grupo de mujeres indígenas que buscan proyectos de trabajo para independizarse económicamente de sus maridos y luchar así contra la violencia de género.

(HABRÁ AMPLIACIÓN)