Uno de cada cinco madrileños con psoriasis cree que no volverá a ser el mismo aunque la enfermedad remita, según un estudio

MADRID, 21 (EUROPA PRESS)

Uno de cada cinco madrileños afectado de psoriasis considera que no volverá a ser la misma persona aunque la enfermedad remita, según un estudio elaborado por la compañía Abbott con motivo de la jornada del Día Nacional de la Psoriasis.

El informe, llamado 'Reto 6391', ha recabado las impresiones sobre la enfermedad de más de 2.500 españoles --455 de ellos madrileños--, afectados por psoriasis. De él se desprende que casi siete de cada diez pacientes de la Comunidad de Madrid reconocieron haber sentido vergüenza a causa de su psoriasis, manifestada tapando las lesiones en brazos y piernas incluso con las altas temperaturas del verano o evitando quitarse la ropa en la playa o la piscina.

El presidente de la Sección Catalana de la AEDV, el doctor Miquel Ribera, aseveró que "estudios como éste son muy importantes para conocer cómo se sienten los pacientes con psoriasis y poder satisfacer sus necesidades no sólo físicas, sino también en lo referente a su lado emocional y psicológico".

"Hay que tener en cuenta que un 89,5 por ciento de los madrileños reconocen que la psoriasis afecta a su vida de pareja y relaciones sociales. Algo que podemos evitar si las personas que no padecen psoriasis comprenden en qué consiste esta enfermedad y conocen sus repercusiones", apuntó el facultativo.

La vida sexual es otro ámbito que sufre el impacto de la enfermedad ya que, según el estudio, un 47,5 por ciento de los encuestados de la Comunidad de Madrid señalaron que su vida sexual se había visto afectada de alguna manera por su enfermedad. En este grupo se encuentran no sólo aquellos cuya psoriasis afecta a sus genitales, sino también aquellos que han sido rechazados por lesiones en otras partes del cuerpo.

IMPACTO EN EL MUNDO PROFESIONAL

En términos de educación, un 39,5 por ciento de los encuestados madrileños asegura que la psoriasis le impidió asistir a la universidad o instituto deseado, mientras que un 15,8 por ciento señaló que sufrir la enfermedad le impidió seleccionar el camino profesional deseado.

Por su parte, la presidenta de Acción Psoriasis, manifestó que "a pesar de que se conoce un poco más, todavía existen muchas barreras en el ámbito laboral para personas que padecen psoriasis". "No sólo se trata de un rechazo por parte de algunos compañeros de trabajo o la falta de comprensión hacia las incomodidades que puede provocar en quien padece psoriasis. Es increíble que en nuestros tiempos aún haya ciertas profesiones a las que no se pueda aspirar únicamente por tener psoriasis", explicó.

Otros datos que la encuesta arroja a este respecto son que el 8,4 por ciento de los encuestados madrileños ha perdido trabajos a consecuencia de la enfermedad, o que el 12,3 por ciento ha detectado discriminación en el trabajo por vivir con psoriasis. Además, el 57,8 por ciento afirma que las consecuencias de su psoriasis les han afectado en su comportamiento en el trabajo.

Más de la mitad de los encuestados madrileños (71 por ciento) reconoce que la psoriasis tiene un efecto en la confianza en ellos mismos, y 7 de cada 10 (73,6 por ciento) identifican un impacto palpable en su autoestima.

"La psoriasis es una enfermedad crónica que afecta a un órgano tan visible al exterior como es la piel, lo que provoca que muchos de los pacientes con psoriasis oculten la enfermedad a su entorno próximo. Esto, unido al desconocimiento generalizado que rodea a la enfermedad produce un rechazo social hacia el enfermo y consecuentemente una pérdida de la autoestima en el propio paciente. Es muy importante que la enfermedad se conozca tanto en el entorno próximo como en la sociedad general para disminuir el impacto emocional en el paciente", aseveró la psicóloga del Servicio de Dermatología del Hospital Sant Pau, Sandra Ros.