Unos 500 conductores están en prisión por delitos de tráfico

  • Madrid, 27 may (EFE).- Unos 500 conductores están en prisión por delitos contra la seguridad del tráfico, lo que representa menos del 0,4 por ciento del total de la población reclusa de los centros penitenciarios españoles.

Unos 500 conductores están en prisión por delitos de tráfico

Unos 500 conductores están en prisión por delitos de tráfico

Madrid, 27 may (EFE).- Unos 500 conductores están en prisión por delitos contra la seguridad del tráfico, lo que representa menos del 0,4 por ciento del total de la población reclusa de los centros penitenciarios españoles.

Son datos aportados a los periodistas por el fiscal de Seguridad Vial, Bartolomé Vargas, durante la Jornada "Educación Vial y educación en valores", inaugurada hoy por el director general de Tráfico, Pere Navarro.

Vargas ha asegurado que se trata de datos aproximados que, en cualquier caso, son muy inferiores al número de reclusos por delitos de tráfico existentes en otros países de la Unión Europea.

Preguntado por la mujer que fue detenida esta semana en el País Vasco tras circular unos treinta kilómetros en sentido contrario y en estado de embriaguez, el citado fiscal ha afirmado que, si se confirman los hechos, se trataría de una infracción muy grave que puede ser castigada con penas de hasta cinco años de prisión.

"Son delitos que crean una enorme sensación de riesgo entre la población", ha recordado Vargas, quien ha avanzado que la Fiscalía ha puesto en marcha una "profunda investigación" sobre lo sucedido.

Durante la inauguración de las jornadas sobre educación vial, Pere Navarro ha subrayado que sin valores cívicos ni "respeto por los demás" las multas y sanciones no sirven de nada.

En el ámbito de la escuela, Navarro ha aplaudido la introducción de la seguridad vial en la asignatura de Educación para la Ciudadanía, como parte de los valores constitucionales y de convivencia democrática.

"Los afluentes del Guadalquivir están en Google, pero los valores no", ha recordado el director general de Tráfico, que ha insistido en que enseñar a los niños las señales de tráfico o el Código de la Circulación no sirve de nada si después no tienen respeto por los demás.