UPV defenderá "desde el rigor de la ciencia el Tajo-Segura y el del Ebro"

VALENCIA, 28 (EUROPA PRESS)

El catedrático de la Escuela Técnica Superior del Medio Rural y Enología de la Universidad Politécnica de Valencia (UPV), Jaime Arviza, afirmó hoy que la Cátedra Fundación Agua y Progreso-UPV "defenderá, desde el rigor de la ciencia, el trasvase Tajo-Segura y el del Ebro", tras ser nombrado su director.

Al respecto, el director de la cátedra indicó que el objetivo es "promover y desarrollar actividades destinadas a fomentar el uso racional y solidario del agua", así como "favorecer una política hídrica y medioambiental adecuada a las necesidades de la Comunitat", según afirmó la entidad en un comunicado.

El objetivo es "difundir y divulgar en el ámbito universitario y académico todas aquellas iniciativas encaminadas a promover un uso eficiente, racional y solidario de los recursos hídricos que se consideren del interés general", lo que, "sin duda, incluye los trasvases".

En este sentido, aseveró que "desde la cátedra y con un rigor absolutamente científico, se abordarán todos los instrumentos de gestión hídrica a nuestro alcance, con el fin de optimizar los recursos disponibles".

Jaime Arviza es profesor titular del departamento de Ingeniería Rural y Agroalimentaria de la UPV y está especializado en redes colectivas de riego, herramientas para el uso racional del agua en sistemas de riego y en nuevas tecnologías de riego a presión. Es autor de numerosas publicaciones científicas y ha participado en diversos proyectos de investigación, además de creador y director del laboratorio de Ingeniería Rural de la ETS del Medio Rural y Enología.

Por su parte, el director de la Fundación Agua y Progreso, José Alberto Comos, añadió que "sin perjuicio de que el factor medio ambiente va a ser fundamental en el desarrollo de la cátedra, es de sentido común que en un año tan complicado como el actual debamos abordar el factor económico del agua, lo que incluye el componente de creación de empleo y motor de la economía local que reúne el recurso agua".

En este punto, se refirió a los "más de 55.000 empleos que proporciona el Trasvase Tajo-Segura, los cuales se perderían si se suprimiera el trasvase". En opinión de Comos, se trata de "una infraestructura estratégica de extraordinaria importancia en la ordenación hidráulica española y que no podemos permitir que sea desechada como en su día se hizo con el trasvase del Ebro".

Además, el Tajo-Segura "ha permitido la consolidación de un sector agrícola de enorme potencial en el sureste mediterráneo, al tiempo que ha garantizado la subsistencia hídrica de los abastecimientos urbanos de numerosas poblaciones de la zona", señaló.

En este sentido, resaltó que "la presencia de miles de plazas hoteleras y de viviendas de uso vacacional, así como de los servicios turísticos que las complementan como pilares del despegue y consolidación de un modelo económico y territorial, no serían posibles sin la dinámica de un sistema público de abastecimiento de aguas, que aporta recursos en cantidad y calidad".