Valcarce desea que los madrileños "se sientan cerca" de ella y promete asegurar su bienestar y la reactivación económica

MADRID, 29 (EUROPA PRESS)

La nueva delegada del Gobierno en Madrid, Amparo Valcarce, prometió hoy garantizar el bienestar y la reactivación económica de los madrileños y esperó que los ciudadanos "se sientan cerca" de ella "como una interlocutora con la que puedan contar en todo momento".

Valcarce manifestó su voluntad de cooperación y determinación para afrontar los retos de su cargo y coordinar las actuaciones para defender las libertades y garantizar los derechos y la seguridad de los ciudadanos. "Es un honor que las autoridades de la Comunidad estén presenten en la Delegación del Gobierno porque quiero que esta etapa esté presidida por la colaboración, la máxima coordinación porque ante todo estamos al servicio de los madrileños", destacó.

La nueva delegada del Gobierno reveló que su primera medida será reunirse con asociaciones de vecinos, pues, a su juicio el bienestar de los ciudadanos "tiene que ver con la calidad de la convivencia".

Durante su presentación y puesta de largo esta mañana en la sede de la Delegación del Gobierno en Madrid, Valcarce expresó su "honor" por representar al Gobierno de España en la Comunidad de Madrid y mostró su "firme compromiso" en el cumplimiento de su deber. "Me enorgullece formar parte de un Gobierno que ha ampliado libertades de nuestros ciudadanos y el bienestar de nuestra ciudad y que ha propiciado que España tenga un sistema de seguridad que sirve de referente a los países de nuestro entorno", precisó.

Valcarce señaló que España cuenta con unas Fuerzas y Cuerpos de Seguridad "admirables" y una coordinación "fluida", y se ha elaborado una legislación "adaptada a las nuevas necesidades de los ciudadanos, convencidos de que con mayores niveles de seguridad también conseguimos mayores niveles de seguridad". "Si de algo tenemos que sentirnos satisfechos es de haber engrandecido la idea de seguridad porque la mejor política de seguridad es la que complementa la seguridad policial con las políticas sociales, como la Educación, Sanidad, las políticas sociales, el sistema de Seguridad Social, la prevención de las situaciones de riesgo social o la atención a dependiente", dijo.

La nueva delegada del Gobierno parafraseó al ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, al apuntar que la "mejor prevención del delito es el ejercicio de los derechos sociales y la mejor seguridad se da allí donde hay mayor cohesión social". "Hemos alcanzado importantísimos niveles de cohesión social", apuntó.

En este sentido, señaló que el Gobierno central tiene "firmemente asumido" el concepto de seguridad humana de Naciones Unidas, en el que la idea de seguridad abarca todas las dimensiones como la seguridad ambiental, alimentaria, personal y de la comunidad. "La seguridad humana centra las responsabilidades de los gobiernos en la persona, en su derecho a vivir y a sentirse a salvo", detalló.

Valcarce reveló que sus pautas de actuación al frente de la Delegación de Gobierno en Madrid son asegurar una sociedad libre que garantice la convivencia, profundizar en la democracia, respetar las instituciones, reafirmar el Estado como garante de la seguridad y la Justicia y luchar por la igualdad. "Quiero consolidar la calidad y la eficacia de los servicios que se prestan a los ciudadanos", añadió.

Así, apelando al alcalde de la capital, Alberto Ruiz Gallardón, y al presidente del Consejo Superior de Deportes, Jaime Lissavetzky, presentes hoy en el acto, manifestó que Madrid es una de las capitales de Europa más seguras, "lo que nos ayuda a encarar el reto de la candidatura olímpica de Madrid'16", dijo.

COLABORACIÓN Y CONSENSO

Por otro lado, la delegada del Gobierno señaló que la colaboración y el consenso son "señas de identidad que guían las decisiones del Gobierno de España". "Escuchar a todos, sobre todo cuando hay discrepancias para conseguir acuerdos. Siempre he tenido muy presente la importancia del diálogo social, por lo que creo imprescindible contar con los agentes sociales y la sociedad civil como interlocutores preferentes en la gestión encomendada. Aquí estoy para lo que necesitéis", apuntó.

Asimismo, deseó que los madrileños conozcan "el compromiso" del Ejecutivo central con la Comunidad de Madrid con un "importante esfuerzo inversor". Recordó que el Plan E destina 1.076 millones de euros para la reactivación económica y creación de 22.000 empleos.

Por último, Valcarce explicó que su deseo es que los madrileños sepan que el Gobierno de España "asegura su bienestar" y asumió la responsabilidad del cargo para cumplir el mandato constitucional "con un rotundo sentido de la cooperación institucional". "Señora presidenta de la Comunidad de Madrid --presente en el acto--, desde la lealtad y siempre al servicio de los ciudadanos, que nos miden y valoran por la solución que damos a sus problemas y con la atención a sus necesidades, cuento con vuestro apoyo y colaboración", concluyó.

TENAZ, CAPAZ, TRABAJADORA Y LEAL

Por su parte, el ministro de Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, afirmó que es "buena señal de ganas de colaboración" la presencia de los responsables de las más importantes instituciones políticas, económicas y sociales de la región en la presentación de Valcarce.

Rubalcaba agradeció el trabajo y los "muchos desvelos" de la anterior delegada del Gobierno, Soledad Mestre. "Hace tres años entramos prácticamente juntos. Ahora se va antes que yo. Sobre esto no voy a hacer ninguna broma porque algún ex ministro le costó estar explicando varias semanas la caducidad de la vida política", apuntó.

El ministro reconoció que Mestre llegó en un "momento difícil" en la Delegación. "Lo hizo y se va con mucha elegancia y con la seguridad de haber hecho un excelente trabajo. Creo interpretar la presencia de muchos de los que están aquí también de agradecimiento a la delegada que se va", agregó. Valcarce reconoció a su predecesora su "inteligencia, prudencia y alto sentido de servicio público".

A continuación, Rubalcaba recordó que el primer puesto que tuvo Valcarce en la Administración del Estado fue obra suya. "Atisbando el futuro, la hice jefa de la Inspección de Educación de León. No es exactamente lo mismo, pero la palabra tiene sus resonancias", dijo. El ministro tildó a la nueva delegada como una persona "tenaz, capaz, muy trabajadora y enormemente leal", cualidades "que ha demostrado a lo largo de su vida política y que podrá demostrar en un puesto como este", a su juicio, "muy difícil y enormemente atractivo".

Rubalcaba dio a Valcarce tres consejos que se articulan en tres palabras "que auguran un transcurrir placentero en la Delegación del Gobierno". Se refirió en primer lugar al compromiso, "que supone que no hay horas y se duerme poquísimo". Asimismo, le recomendó que se ponga al servicio de los ciudadanos para solucionarles los problemas relacionados con la Administración del Estado, "que desgraciadamente son todavía muchos". El tercer consejo se centra en la coordinación para llevar a cabo las tareas de seguridad ciudadana.

"Ésta es una casa que sólo funcionará bien si somos capaces de canalizar la cooperación de las instituciones, entre nuestras policías y servicios de protección civil para mejorar la seguridad y la libertad de los ciudadanos. Hay más policías, guardias civiles, policías municipales, y mejores servicios sociales. Tenemos experiencias, algunas desgraciadas, pero de todas hemos aprendido que si nos coordinamos bien somos más eficaces", mantuvo

Por último, Rubalcaba trasladó a Valcarce que tendrá una policía y la Guardia Civil eficaces, profesionales y leales, "la mejor garantía" que le pueda dar el Ministerio del Interior para que sus días y sus noches "trascurran lo más placenteras posibles". "Tu suerte, nunca mejor dicho, es también la mía", finalizó.