Valcárcel defiende una mayor implicación de las regiones en las políticas activas europeas para frenar el cambio climático

Afirma que la Región cuenta con el Observatorio de Cambio Climático y un proyecto pionero sobre agricultura murciana como sumidero de CO2

MURCIA, 7 (EUROPA PRESS)

El presidente de la Comunidad Autónoma, Ramón Luis Valcárcel, defendió hoy que las políticas de adaptación a las consecuencias del cambio climático "se definan en el ámbito regional", al ser las Comunidades Autónomas y entidades locales "actores fundamentales en los procesos directos de actuación en temas medioambientales".

Valcárcel, quien hizo estas declaraciones durante su participación en Bruselas en el debate de la Comisión de Desarrollo Sostenible (Comisión DEVE), del Comité de las Regiones de la Unión Europea, para abordar nuevas propuestas sobre la contribución de las regiones a la UE en materia de cambio climático, expuso que, si bien las consecuencias del efecto invernadero, tal como define el Libro Blanco de la Unión Europea sobre la Adaptación al Cambio Climático, "varían de una región a otra, debemos ofrecer respuestas concretas a cada uno de los problemas e impactos que se producen en cada territorio".

Y es que, comentó, "la importancia que está adquiriendo el cambio climático, como objeto de investigación y de interés por parte de instituciones y administraciones, genera multitud de proyectos y de actividades que son coordinados a través de la Consejería de Agricultura y Agua para realizar actuaciones concretas sobre cada sector de actividad y tipo de ecosistema de la Región".

En este sentido, el jefe del Ejecutivo regional informó que la Comunidad de Murcia cuenta con el Observatorio Regional de Cambio Climático, "que constituye un lugar de encuentro entre empresas, organismos de investigación, instituciones y la administración, para preparar y elaborar estrategias de adaptación a las cambios medioambientales en nuestra comunidad autónoma".

Además, se trabaja en la predicción de futuros escenarios que permite adoptar medidas al respecto, según informó la Administración regional en un comunicado.

Se trata, afirmó, de "tener un papel más activo en las actuaciones de investigación, formación y educación", y en eso, incidió, "las regiones tenemos mucho que decir y hacer en estos momentos".

CULTIVOS AGRÍCOLAS: SUMIDERO DE CO2

Por otro lado, destacó que el Gobierno de la Región de Murcia mantiene que la agricultura "no debe ir en contra de nuevas políticas medioambientales, ya que es una actividad beneficiosa para el medio ambiente". "Por ejemplo, los cultivos agrícolas son un gran sumidero de CO2 que de este modo no va a la atmósfera", explicó.

En este sentido, en Murcia, recordó Valcárcel, se ha puesto en marcha un proyecto pionero sobre la agricultura murciana como sumidero de CO2, "que trata de incentivar el compromiso de las empresas productoras de frutas y hortalizas de la Región para producir de forma más ecoeficiente y responsable".

De esta forma, cada unidad de producto comercializado supone una mayor absorción neta de CO2 y, por tanto, una mayor contribución a frenar el cambio climático.

Por otra parte, y en el marco de los trabajos de la Comisión DEVE, el presidente de la Comunidad ha sido designado ponente de un dictamen sobre la reforma de la Política Pesquera Común. En concreto, respecto a un nuevo impulso para el desarrollo del sector acuícola.

Desde la Región de Murcia, señaló, "apostamos por un apoyo decidido a la investigación y el desarrollo tecnológico en este sector", al tiempo que defendió promover desde la UE "un entorno favorable para las empresas, reduciendo su carga burocrática". Y es que, el sector acuícola regional genera más de 300 empleos directos y 1.500 indirectos en las 15 instalaciones que hay en la Región.