Vaquer asegura que el sector la construcción residencial "debe incorporarse a la economía verde"

PALMA DE MALLORCA, 27 (EUROPA PRESS)

El subsecretario de Vivienda, Marcos Vaquer, afirmó hoy en la clausura de la jornada La vivienda social y cooperativa contra el cambio climático, en Palma, que el sector de la construcción "debe incorporarse a la economía verde", e invitó a las cooperativas y promotores públicos de vivienda a situarse en la vanguardia de la eficiencia energética, la innovación y la sostenibilidad.

Así lo expresó también a los presidentes de The European Liaison Committee for Social Housing (CECODHAS), la Asociación Española de Promotores Públicos de Vivienda y Suelo (AVS) y la Confederación de Cooperativas de Viviendas de España (CONCOVI), con quienes se reunió tras el acto de clausura y de quienes destacó su "compromiso con el Medio Ambiente".

De este modo, incidió en que "cuando afirmamos que hay que cambiar de modelo de desarrollo económico de España, no proponemos abandonar a sus suerte al sector de la construcción residencial, sino bien al contrario, estimular su reconversión por la senda de la eficiencia energética, la innovación y la productividad. Hacerlo, en suma, más sostenible".

Según el Vaquer, esto requiere de tres requisitos: que los responsables de diseñarlos y construirlos sean sensibles a la necesidad de una mayor eficiencia energética; que los ciudadanos conozcan las ventajas de una nueva forma de habitar viviendas de mayor calidad, más cómodas, más silenciosas, más seguras, ahorradoras en consumos y menos contaminantes; y por último, que los agentes del sector confíen en que se pueden construir y comercializar casas atractivas y económicas sin que la eficiencia energética reste confort ni otras prestaciones.

Vaquer incidió en que los hogares son los responsables de un tercio de las emisiones totales de efecto invernadero pero que, sin embargo, "tenemos la tecnología y los medios necesarios para reducirlos y para convertir las viviendas en sostenibles". De este modo, por ejemplo, las exigencias de instalaciones de energía solar que el Código Técnico de la Edificación establece para las nuevas edificaciones hasta 2012 permitirán evitar la emisión de entre 375.000 y 600.000 toneladas de CO2 a la atmósfera y se estima que la demanda de calefacción de los edificios se reduzca en un 25%.

No obstante, el subsecretario expresó que la sostenibilidad no se limita a la nueva edificación sino que "atañe al parque existente". Su rehabilitación, prosiguió, permite mejorar la calidad de vida de los ciudadanos, hacer ciudades sostenibles y contribuir al cambio de modelo económico, además de generar empleo y reactivar el sector.

En Europa, el peso de la rehabilitación sobre el total de la construcción en 2007 fue del 41% frente al 23,8% de España, cuando la mitad de nuestro parque edificado supera los 30 años de antigüedad. Por ello, Marcos Vaquer explicó el Plan Español para el Estímulo de la Economía y el Empleo, y el Plan Estatal de Vivienda y Rehabilitación 2009-2012 tienen el claro objetivo de incentivar la rehabilitación de viviendas y entornos urbanos.

Además, apuntó que el Gobierno de España ha creado otro instrumento que busca el desarrollo territorial y urbano sostenible: la Ley del Suelo de 2007, refundida en 2008, que por primera vez plantea que el medio ambiente no se restringe al medio rural sino que abarca las ciudades, donde viven cuatro de cada cinco españoles. "Por tanto, la calidad de su medio, el derecho a disfrutar de un medio ambiente adecuado se dirime en las calles y en las plazas que son su hábitat", puntualizó.

De este modo, concluyó que el Ejecutivo español coincide con la Unión Europea en su compromiso con el desarrollo sostenible como quedará patente durante la presidencia española de la UE en 2010, en la que el Ministerio organizará reuniones informales de ministros de Vivienda y de Desarrollo Urbano y la competición Solar Decathlon Europe, entre otros eventos.