Vara apunta que el informe del Gobierno luso sobre Refinería Balboa "fortalece" el proyecto y "lo llena de garantías"

MÉRIDA, 5 (EUROPA PRESS)

El presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, anunció hoy que el informe sobre la Refinería Balboa del Grupo Gallardo en la región que según dijo el Gobierno portugués "está haciendo público" esta tarde "fortalece" el proyecto y "lo llena de garantía", en tanto que supone la primera ocasión en la que para la puesta en marcha de una iniciativa de tal volumen "se pide opinión al país de al lado".

"Es la primera gran experiencia de que en un proyecto de estas características y de este volumen se pueda pedir opinión al país de al lado", lo que conlleva que "se fortalece" el proyecto y lo "llena de garantías", dijo Vara.

En rueda de prensa hoy en Mérida tras mantener un encuentro con el ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, el presidente extremeño indicó que con la presentación de dicho informe por parte de la Administración lusa "se cumple un plazo más" en la tramitación de la refinería, así como que con el mismo el Gobierno español contará con "un elemento más" de cara a la consideración de la Declaración de Impacto Ambiental del proyecto.

Fernández Vara recordó que la Declaración de Impacto Ambiental del Ministerio español estaba suspendida en sus plazos hasta tanto en cuanto Portugal elaborase un informe al respecto del proyecto, y añadió que el citado estudio luso establecerá una serie de "consideraciones y recomendaciones o no". "No es una declaración de impacto ambiental bis" sino que "hará una serie de recomendaciones o de sugerencias que deberán ser tenidas en cuenta" (por el Gobierno español), aseveró.

Finalmente, tras insistir en que Extremadura defiende que "no se puede obviar ninguna de las garantías que la ley exige" en la Refinería Balboa, resaltó que para la tramitación del proyecto "se han dado todas las posibilidades de exposición pública, de debate y de discusión por parte de la sociedad portuguesa", y destacó que con informes como el del Ejecutivo portugués se demuestra a su juicio que "las instituciones funcionan".