Vara considera "muy garantista" que Portugal se pronuncie sobre la refinería y dice "no está "ni más tranquilo ni menos"

MÉRIDA, 06 (EUROPA PRESS)

El presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, consideró hoy "muy garantista" la posibilidad de que Portugal se pueda pronunciar respecto al proyecto de la refinería Balboa y añadió que, tras la petición del país vecino de reformular dicho proyecto, no se ha quedado "ni más tranquilo ni menos tranquilo".

Cabe recordar que el Ministerio de Ambiente de Portugal solicitó ayer que se reformule el proyecto de la refinería Balboa, que se ubicaría en Los Santos de Maimona (Badajoz), ya que, aunque no lo rechaza, considera que tal y como está planteado actualmente podría conllevar "impactos negativos" sobre el río Guadiana.

"Alguien puede pensar que nosotros pretendíamos que Portugal dijera alguna determinada cuestión u otra. Con lo que me he quedado más tranquilo es que son consideraciones de caracter técnico que hacen al Gobierno de España para sean tenidas en cuenta en la Declaración de Impacto Ambiental", apuntó el presidente de la Junta a preguntas de los periodistas tras la firma de un convenio de colaboración con el Instituto de Crédito Oficial (ICO).

HACER "PEDAGOGÍA"

A juicio de Vara, en la cuestión del proyecto de la refinería Balboa se debería hacer "pedagogía" porque dicha iniciativa y los informes susceptibles sobre la misma "no es un sí o o un no, sino una serie de consideraciones técnicas condicionadas a que se actúe de manera adecuada a la hora de corregirlas" (las posibles actividades perjudiciales).

El informe emitido desde Portugal es, para el presidente regional, un trámite "muy importante" porque "por primera vez" se ha dado opción al país vecino de pronunciarse sobre un proyecto que podría afectarle.

"A nosotros nos puede molestar que nos haya tocado a nosotros ser los primeros, pero no creo que sea malo, esto es construir Europa y facilitará mucho las cosas el día de mañana", indicó.

Al respecto sostuvo que, si el proyecto "fuera hacia delante", el hecho de que previamente se haya dado conocimiento del mismo a un país de la UE, que es vecino del que acogerá el proyecto industrial, es un "elemento positivo".

Además reiteró que la petición a Portugal de un informe sobre los impactos del proyecto es una manera "muy garantista de hacer las cosas" e indicó que "llena de razones".

"Nos llena de razones a los que hemos venido defendiendo algo siempre que esté dentro de la legalidad", concluyó.